El periódico ABC, tan lamepiés de Obispos y pepistas de su cuerda mediocre, emula a “LA TRACA”, contra la honra de un Sacerd‏ote que afirma asesinado.


Artículo en :

ABC DIGITAL. www.abc.es

España / INVESTIGAN SI EL MÓVIL FUE EL ROBO

Un cura de Sevilla, asesinado por dos chaperos

F. CARRASCO / SEVILLA
Día 18/10/2010
Un juez de Sevilla ha ordenado el ingreso en prisión de dos jóvenes de 19 años acusados del homicidio de Ernesto Muñoz, sacerdote sevillano, que en la actualidad estaba sustituyendo al capellán de la Hermandad del Silencio. En un principio se creyó que la muerte de este cura de 65 años, acaecida al parecer el martes día 5 de este mes, pudo haberse debido a una insuficiencia respiratoria. Es más, la familia del fallecido así lo comunicó a la Hermandad. La autopsia ha revelado, sin embargo, que el sacerdote no falleció de muerte natural, sino asfixiado por parte, supuestamente, de los dos jóvenes detenidos —que no tienen antecedentes penales— y que puede haber tras ella un trasfondo de tipo sexual.
Los dos jóvenes sustrajeron presuntamente un objeto de gran valor. Según fuentes de la investigación, el sacerdote, que vivía en la calle Jesús del Gran Poder, pudo contratar los servicios de los dos muchachos, que pertenecerían a una red de prostitución homosexual cuyos miembros realizan sus servicios a domicilio.
Según consta en el Juzgado, Ernesto Muñoz no presentaba signos de violencia pero ambos jóvenes sustrajeron, al parecer, del domicilio un objeto de gran valor en el mercado, lo que también hace sospechar que junto al móvil sexual pudiese haber otro de robo. Asimismo, la Policía encontró en la casa del sacerdote varios ordenadores de última generación así como material de vídeo, que la Policía está investigando. Ernesto Muñoz López había nacido en Sevilla, el 27 de abril de 1945 y su vocación sacerdotal fue tardía (se ordenó a los 40 años); antes de tomar los hábitos era funcionario de la Junta de Andalucía.
Ayer, el Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, deploró el crimen y las circunstancias en las que ocurrió e invitó a los cristianos a seguir «ayudando y estimando» a los sacerdotes. En una carta, el Arzobispo expresó su «gran dolor» y encomendó al difunto a «la misericordia infinita de Dios».
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
COMENTARIOS DE CESAR BORGIA:
Es una cerdada que se expresen conjeturas que ensucian innecesariamente la fama de un difunto y sacerdote. ¿Por qué estaban esos muchachos allí? ¿Porque los llamó el sacerdote? ¿Porque los llamó para comercio carnal? ¿Porque los llamó para alguna conversación pastoral en lugar imprudente o ingenuamente considerado bueno por el visitado?¿Porque vinieron por su cuenta? ¿Porque vinieron simulando necesitar ayuda espiritual, pero,en realidad, para robar?. El Cardenal Danielou murió en casa de una prostituta, y periodistas indecentes, con el vulvapene en su cloacacabeza ya se montaron en la fantasía, en la obvia sospecha de la sacrílega fornicación, la cabalgada purpúrea sobre la potra afrodítica suministradora de tan profundo y valioso goce, para el capaz aberrante, como para valer quizá la pena ese breve instante de excitante vida, aunque costase la eterna felicidad, que más fácilmente se pierde por codicia, que por la lascivia (tan animal, tan impulsiva, tan a veces enfermiza e irresistible). 
                                            ¡Oh hijos de la gran pura, cuando expreseis sospechas racionales que no es menester manifestar, explicitad también las dudas a favor de la víctima y cuantos indicios y presunciones beneficien a quien ya ha padecido horrendo crimen y expoliación! Poned de manifiesto que, incluso en el más crítico de los casos, nadie merece ser asesinado, siendo el cruel asesinato mucho más grave y temerario que solazarse sobre lo que Gabriele D’Annunzio denominaba “trionfo di corve”. LLama más la atención una imaginada conducta carnal de un clérigo del que no consta con certeza que haya pecado en dichas circunstancias, que el homicidio certificado por el médico forense, cuando, en realidad, lo más abominable son los ataques egoistas y criminales contra la vida inocente, contra el justo salario de los obreros, y contra la fama de las personas que han de ser presumidas inocentes. Habrá, y lo entiendo, quien prefiriera una cana al aire con un rapaz que escribir indecentemente un artículo indecente y publicar deshonestamente lo deshonestamente escrito.
2º Comentario :
El título habla de asesinato y de su comisión por dos chaperos, como si fueran hechos consumados. Tal enunciado debería estar prohibido. Semejantes juicios y titulares vulneran la imágen necesaria justa de la presunción de inocencia, e hieren prematura e injustamente la fama de los implicitados.
3er comentario:
En la publicación de semejantes vergonzosas sospechas se revela ni más ni menos que el nombre de la víctima y su apellido, su Sacerdocio Ministerial y en qué iglesia y Hermandad ejercía el Presbiterado. Creo que “La Traca” no lo habría hecho mejor con sus chanzas. He ahí la perversión de un liberalismo que debería desaparecer de un periódico monárquico que, como tal, debería atemperar su liberalismo y su proximidad, de hecho, a un anticlericalismo perjudicial al Bien Común.
 4º Comentario.
 “Ayer, el Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, deploró el crimen y las circunstancias en las que ocurrió e invitó a los cristianos a seguir «ayudando y estimando» a los sacerdotes. En una carta, el Arzobispo expresó su «gran dolor» y encomendó al difunto a «la misericordia infinita de Dios».” ¿ Ya se deplora un crimen concreto, antes de que el juez competente sentencie si ha sido un crimen ? ¿Una carta a quién, y dónde está? He ahí la profesionalidad de la remisión periodística a las fuentes no confidenciales de la noticia.
¿ Ayudar y estimar a los Sacerdotes ? Que me lo digan a mí, tan ayudado y estimado, osea, no ayudado por no estimado. Yo, en Nombre de Cristo, exorto a estimar y ayudar, rezando, a los Obispos. Son los Pastores responsables de la vida de sus ovejas, y son los Obispos responsables de los pecados de sus Sacerdotes, en la medida que no les hayan ayudado, vigilado, amonestado, castigado, etc. lo que haya o hubiese sido posible y necesario. A los Obispos les será pedida cuenta de la sangre criminalmente vertida de sus ovejas, de sus Sacerdotes; éstos son estimados anteriormente buenos seminaristas, y dignos candidatos al Sacerdocio ¿Por quién? Por los Obispos señores propios de los postulantes del Presbiterado. ¿Quienes ordenan a indignos, haciendo Sacerdotes indignos? Los Obispos responsables. ¡Pero bueno!¡¿Qué digo?! ¡ Si ni siquiera se ha constatado que haya habido crimen, ni lascivia, ni pecado ! ¿Quién me lleva injustamente a éstas reflexiones? El autor del artículo.
 
Sevilla, 27 de Octubre de MMX, año en que vivía viadora mi bendita Madre.
El canín de Santo Domingo, Pbrº..

 

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en Derecho Natural/Derecho, Etica o Filosofía Moral, POLEMICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s