RAZONES DESGRACIADAMENTE A FAVOR DE LA EXPROPIACION Y ESTATALIZACION DE LOS TEMPLOS Y PALACIOS PROPIEDAD DE PERSONAS FISICAS, O JURIDICAS ECLESIASTICAS.


El Padre Joni, con el gusto de la materialmente sacrílega cantante "Madonna", poniendo formas irreverentes, o diabólicas, en contextos sagrados católicos, usados como escenarios nobles y ricos, pero al servicio de una figura patética e irrespetuosa.

El Padre Joni, con el gusto de la materialmente sacrílega cantante “Madonna”, poniendo formas irreverentes, o diabólicas, en contextos sagrados católicos, usados como escenarios nobles y ricos, pero al servicio de una figura patética e irrespetuosa.

En mi artículo anterior he defendido la no expropiación, en éste me extiendo en las objeciones a mi postura, de las que he hablado también antes.
El impulso tendiente a que la Iglesia abandone los edificios de arte clásico (románico, gótico, renacentista, barroco) provino, en Francia, que los nacionalizó, de los masones y laicistas; pero en España, como en Holanda en que la Iglesia ha prescindido de templos clásicos, con la venta masiva de retablos, esculturas, relicarios, ornamentos, etc., a un precio irrisorio, el impulso viene de gente del clero, la cuál aboga abiertamente también por que el Santo Padre y la Curia Romana abandonen los palacios vaticanos y las fastuosas basílicas e iglesias romanas. Roma no es la de antaño, con millares de Sacerdotes peregrinos celebrando en los altares, especialmente los secundarios, de las Basílicas Mayores y monumentales iglesias de insuperada belleza. Se ha ido abandonando el culto en ellas, o reduciéndolo a mínimos. Recuerdo que, cuando pedí al Rector de la homónima iglesia, celebrar en la capilla del santo titular del templo, San Carlos Borromeo, mi confrater me miró con sospresa. Durante los alrededor de 6 años de mi estancia en la Urbe no ví ni a un Sacerdote celebrar en uno de esos preciosos altares laterales. Las maravillosas Basílicas e iglesias Urbanas funcionan como pequeñas iglesias parroquiales, con escasísima asistencia de público.
[Misa rockera del padre Joni, celebrada en una gran iglesia gótica. Es obvio que no es el lugar apropiado para cosa alguna rockera (extremo de lo yeyé). El Rock tiene su sitio en un estadio, o anfiteatro, en un campo, o en un antro con el que se armoniza plenamente.]

[Misa rockera del padre Joni, celebrada en una gran iglesia gótica (Cat. de Tortosa). Es obvio que no es el lugar apropiado para cosa alguna rockera (extremo de lo yeyé). El Rock tiene su sitio en un estadio, o anfiteatro, en un campo, o en un antro con el que se armoniza plenamente.]

En Francia los clérigos yeyés (incluidos rockeros)  no han podido reformar sus templos como les ha dado la gana, y mucho arte antiguo se ha conservado paradógicamente gracias a la potestad y vigilancia del estado oficialmente laico y laicista. En Alemania, y sobre todo en Holanda, se han enagenado retablos muy valiosos, se han escondido otros en guardillas, y hanse acometido agresivas reformas en iglesias de gran valor históricoartístico, modernizándolas salvajemente, introduciendo en ellas esperpentos en consonancia con el alma pútrida de los degenerados innovadores.
Algo indigno, en lugar inapropiado.

Algo indigno, en lugar inapropiado.

Prefieren ese local, a una iglesia, ... pues que la cambien por él. ¡Ah, perdón, lo han cambiado ya!.

Prefieren ese local, a una iglesia, … pues que la cambien por él. ¡Ah, perdón, lo han cambiado ya!.

 
En España el gusto clásico de las Hermandades ha sido denodadamente combatido sobre todo, constante y fuertemente, por clérigos protestantizados, lobos con piel de oveja, pero dentro del aparato externo de la Iglesia canónica.
"Padre Nuestro" "Brutal Metal". ¿Arte? ¿Belleza? ¿Oración? ¿Cristianismo? Modernidad, pura y dura. http://play.tojsiab.com/UTVWRkNfVERrWU0z

“Padre Nuestro” “Brutal Metal”. ¿Arte? ¿Belleza? ¿Oración? ¿Cristianismo? Modernidad, pura y dura. http://play.tojsiab.com/UTVWRkNfVERrWU0z

No hace falta templo, ni tenerlo, ni mantenerlo, ni celebrar en él así.

No hace falta templo, ni tenerlo, ni mantenerlo, ni celebrar en él así.

El Cardenal Amigo perpetró una de las más grandes y deplorables destrucciones, la de las estanterías dieciochescas de la grandiosa biblioteca del Palacio Arzobispal, sacando también los libros de aquellas inmensas salas, conservadas, exáctamente como antaño, antes de la debacle. Lo que no hicieron los rojos durante la guerra de 1936-9, lo hizo un investido de la roja y sagrada púrpura. ¿No cedió el Cardenal Amigo el Palacio de San Telmo, con su maravillosa capilla de la época del magnífico edificio, al pesoista Rodríguez de la Borbolla, para poner la Presidencia de la Junta de Andalucía y Alí Babá en lo que fue la Sede de la Comandancia de la Armada, en el Siglo de Oro, y después Seminario en época del Beato Cardenal Spínola? . Ya en tiempos de este Santo Cardenal muchos habían presionado al Arzobispo, para que no destinase a Seminario el palacio, y recibió propuestas de generosas contrapartidas; pero el Obispo santo se negó, diciendo que la voluntad de los testadores era expresa y exclusivamente que el palacio albergara el seminario, y que la Iglesia se había comprometido a respetar el acuerdo con los difuntos dueños del edificio. Si eso se puede desmontar, se puede desmontar todo. El Cardenal Amigo vendió muchos otros edificios, consintió que derribaran conventos de gran valor (uno en calle Vírgenes), aplaudió reformas y restauraciones descabelladas, deplorables, desfiguradoras, modernizadoras despojadoras de la armonía e integridad del estilo y solera de iglesias como las de San Bartolomé y San Vicente Mártir, de Sevilla. Modernizó el palacio arzobispal, cuya última catastrófica pérdida fue la nada avisada, ni propagandada eliminación de la inmensa biblioteca, de altísimos techos, amplísima sala central, y paredes revestidas de estanterías de madera, con cerramientos de madera y vidrio originales. Cuando pregunté al Canciller Secretario, si eran ciertos los rumores de remoción de aquella maravillosa obra que te transportaba hondamente, como en túnel del tiempo, al siglo XVIII, me respondía que no eran verdad, que la biblioteca iba a seguir en sus salas como siempre. ¡Embusteros, alevosos, bárbaros, odiadores de todo clasicismo y su nobilísimo espíritu! ¡En otro tiempo se os hubiera podido arrancar la piel a tiras por arrancar las gigantescas e intactas (estaban intactas, pues así las ví) estanterías eclesiásticas, de aquellas salas cardenalicias!.
Me pregunto si no sería mejor que el Estado se apropiase de los templos y palacios, eclesiásticos, dado el descenso de nivel de nobleza y cultural de la mayoría de los clérigos hodiernos. La respuesta sería sí, si se garantizase que en dichos templos se pudieran celebrar sólo ceremonias de las épocas respectivas en que fueron construidos, o de épocas de cultura artísticamente consonantes; así también se evitaría que, como hizo dicho Cardenal, se hicieren pontificales, en la Catedral, DURANTE  los cuáles una gorda negra, vestida de traje negro de airobit, y  con desmelenada enorme melena negra larga hasta los tibillos, bailase frenéticamente, diese volteretas de saltinbanqui  y saltase por delante del altar, y en el presbiterio allí montado de manera permanente y antitradicional. A la cabeza de la ceremonía estaban altos clérigos, revestidos, sonrientes, embobados y abobados, entre las grandes estatuas de plata de San Isidoro y San Leandro, blancos argénteos y “blancos de asombro”. El Prelado había anunciado previamente el estrambótico pontifical, con concelebración de algunos de sus curiales, llamándolo oficialmente “Misa de la Alegría”.
Durante una Semana Santa, y con estaciones catedralicias de penitencia de las cofradías y hermosos pasos de nuestras Hermandades, dejó a apestosos obreros malvestidos, con sus garabateadas pancartas, manifestarse dentro de la Santa Iglesia Catedral, donde pernoctaron muchos días, pediéndose dentro y Dios sabe qué más.                                              En otra ocasión cortó un limonero, del tiempo de Colón, de un famoso patio que convirtió en nueva sala museo, que añadió a las ya existentes. Y, para qué seguir. Si no hubiese encontrado alguna oposición, hubiera vendido todas las iglesias y edificios antiguos, y hubiera hecho como con el seminario: coger el dinero, hacerse un apartamento moderno de lujo en el palacio arzobispal, abriendo una herida en su estilo y solera, y que el personal se mudase a un nuevo edificio de cemento perecedero en 50 años, pero eso sí “moderno”, nuevecito.
¿Es capaz de garantizar un uso apropiado de los monumentos eclesiásticos y para siempre el Estado, que no es más que un envoltorio jurídico de una gusanera inmanentista y mundana, si no directamente anticlerical, sí distante del clero, al menos del serio? ¡Claro que no! Ha de tenerse en cuenta que, si se comprometiera y solemnemente acordase, o declarase, que garantizaría dicho uso, carece de credibilidad, sobre todo cuando el Estado es un recipiente de gente de uno o varios partidos políticos, y los jueces (por lo general politizados y acomodaticios) dependen de quienes deciden en el Estado, y, por consiguiente, en los partidos políticos de marras, todos hijos de la Revolución del Mal en alguna de las especies de ésta: la puritana cronwelliana, la wahsingtoniana, la jacobina, la bolchevike; o bien en alguna mezcla nueva de elementos revolucionarios de una u otra especie, aunque siempre con el denominador común tanto del servil culto a la paz de la molicie a costa de la dignidad, cuanto de la alabanza demagógica a la chusma, a la soberanía de la mayoría cuantitativa del rebaño engañado y tiranizado por sus dogmáticamente proclamados “Representantes” (que son los únicos que gobiernan en el exterior, gobernados a su vez ocultamente por los opulentos : la banca, los grandes especuladores y las energéticas, bajo la Cúpula Mundial), sin que falte la reverencia “políticamente correcta” al denominado “derecho al aborto” , con que comulga también el PP que, despenalizando y no prohibiendo algunos supuestos de asesinato del hombre concebido y aún por nacer, asienta un derecho civil puramente aparente, pero eficaz.
"No comment"

“No comment”

Los pesoistas modernizaron el centro históricoartístico de Sevilla; obras faraónicas, sin faraones, es decir, de puro nombre “faraónicas” y por lo que tiene de megalómano y despilfarrador, como las llamadas “Setas”, descomunales, de cemento y acero, plantadas en medio de la plaza de la Encarnación, remodelando la antigua plaza, caían en la capital como grandes cúmulos y manchas de gusto de películas yankis de extraterrestres, con aledaños de aspecto de “parque temático”. Parecidas fechorías pesoistas modernizaban, desfiguraban y despersonalizaban plazas casticísimas como La Alfalfa y La del Pan. Más de 500 palacios antiguos de valor imponderable han sido derribados desde 1958, con la mayor responsabilidad de alcaldes y demás políticos justamente despreciados por lo que queda de pueblo bueno o buena gente. Las vísperas del Concilio Vaticano II, y entrada en la Era del signo zodiacal de acuario, las aguas, la disolución, son el inicio de la época de la más desaprensiva especulación y más destructiva acción sistemática de aniquilamiento de diversidad biológica, de seres vivos ( humanos incluidos, en gran medida), del mundo artístico, moral, teológico, filosófico, político nobiliario y linguístico, es la época del mito del progreso material y científico eterno, la época del evolucionismo darwiniano y del aplicado a la Civilización, con omisión mítica del fenómeno involutivo natural y de la estructura cíclica del proceso civilizatorio, es la época de la frivolidad, la superficialidad, la hipocresía, las apariencias de vigor y patética juventud, la era de la monstruosidad en vez del canon, la fealdad encubierta bajo el título huero y falso de “Arte Moderno” ( antiarte en realidad), es la Edad de la bobada y el atontamiento engreidos de creerse ser superiores a los Grandes de la antigua Roma, de la Iglesia hegemónica de colosos soberanos como SS Inocencio III, de felicísima memoria, y creerse más espirituales, mejores, que los ínclitos de los siglos renacentistas y barrocos. Es el tiempo vomitivo de la mente paria orgullosa de sí misma y autoproclamada superior a cualquier otra, es la miserable duraderísima hora del tipo y la masa yeyés, con su lema “sexo, droga y rock and Roll“; y muchos de los que no participan directamente de tanta disolución son indulgentísimos, buenistas, amerengados, frente a sus enemigos y las políticas miserabilizadoras de éstos; unos exclaman ¡Viva la Pepa!, y “los otros”, más bien pasivos, asisten indolentes con una sonrisa de aparente complacencia, o inofensividad.
Misa para una nave industrial.

Misa para una nave industrial.

De ese Estado, recipiente de tiranos siervos de mayores tiranos; de ese Estado de opresores encubiertos bajo la propaganda demagógica de la mitológica palabra “democracia”; de esos desprovistos de alma y sensibilidad clásicas; de semejantes laicos traidores a la Belleza de los cánones clásicos europeos, y al Arte de Fidias, Policleto y Mirón, … Miguel Angel y Bernini, Martínez Montañés y Churriguera, Juán de Herrera  y Bartolomé Esteban Murillo, Zurbarán, etc.. NO PUEDE SENSATAMENTE ESPERARSE CON CERTEZA ALGUNA QUE GARANTICEN UN USO DIGNO Y EPOCALCONCORDANTE DE  LOS TEMPLOS MAGNIFICOS CATOLICOS, al menos en España. Francia es la excepción que confirmaría la regla.
Pido coherencia. Los que prefieran naves, a iglesias antiguas, que cambien éstas por aquéllas, y todos felices y en paz. La única batalla que vale la pena es la de garantizar que en los templos cristianos se celebren ceremonias de altísima y concordante estética, en misteriosos ecos del Latín, con riquísimos ornamentos, odiados por los pobristas y chusmistas, no por el mayoritario pueblo llano y sano en esto.  Es mejor un teatro de calidad, que una realidad paupérrima. Que los que gustan, desde hace muchas décadas, de hacer un agugero en una manta de camilla y ponérsela de casulla, y los que montan ágapes en las catedrales, como la “acampada” hipy, con velas y canturreos, de los zarapastrosos  jóvenes y “jóvenas” “ eucumenicoas de Tetzé  –  que es lo que montó el Cardenal Amigo, con dos obispos más andaluces, en una literalmente sentada, pseudoromántica peliculera – , …  los que prefieren asambleas “soviets” y amontonamientos agapistas y promiscuos, de estética antijerárquica, sensual y obsesojuvenista, que se muden, que dejen los templos antiguos, que se vayan YA a las naves, los campos y las casas particulares de cemento nuevo y muros de tabiques huecos, y nos dejen a los demás negociar con “algún apropiado expropiador”, tan justo como un “Ángel Exterminador” de plagas caseras. Por lo menos, que no se quejen; si han puesto los principios, es justo se atengan a las consecuencias; si ponen las causas, que se aguanten con los efectos. Los para mí nauseabundos yeyés, apetitosos, dulces y sabrosos para otras sensibilidades cuya existencia, fuera del gobierno, respeto sinceramente, son el motor de este movimiento que acaba por barrerlos, o echarlos de sus casas e iglesias que cada vez son menos suyas, porque espiritualmente los extrañan cada vez más. ¿Fastuosos Templos, para dichalacherías y bobadas, o para actividades externas vulgares, del disgusto del verdadero pueblo que ha de soportar las santas Misas sitiadas por los guitarreos y canturreos de “niños con niñoas, jóvenes y “jóvenas” de vaqueros y camisetas con algún “No Gracias”? .
No hace falta iglesia.

Para éste no hace falta iglesia.

12_07_17_rockpriester

Que no se quejen, obtendrían el entorno que siempre han elogiado, el idóneo para los pauperistas. Si te obsesionas con San Francisco, no te quejes cuando te endosen un sayal apolillado y roido. “Sarna con gusto no pica”. ¿Pica? No debe picarte. ¿Pica? ¡Yódete!.
César Borgia (pseudónimo),
Cardenal de SS.  Alejandro VI, “que me confiesa estar orgulloso de haber dejado este mundo antes de mediados del siglo XVIII”.
APENDICE : USOS, INJUSTAMENTE CALIFICADOS DE ABUSOS, POR http://www.conciliovaticanosecondo.it/category/audio-video/#gallery  :
El día de San Antón se bendicen los animales domésticos, de ganado y bestias, que tienen bendito acceso al sagrado templo de Dios. Para eso son sus criaturas sin pecado, hermosos seres que a menudo son están representados por el Arte en las iglesias católicas.

El día de San Antón se bendicen los animales domésticos, de ganado y bestias, que tienen bendito acceso al sagrado templo de Dios. Para eso son sus criaturas sin pecado, hermosos seres que a menudo están representados por el Arte en las iglesias católicas.

Lugar digno, Misa de Campaña, con actitudes reverentes, en tienda simple. Que el Altar sea redondo no es tradicional, pero tampoco material ni espiritualmente pecaminoso.

Lugar digno, Misa de Campaña, con actitudes reverentes, en tienda simple. Que el Altar sea redondo no es tradicional, pero tampoco material ni espiritualmente pecaminoso en sí y de por sí.

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en CARLISMOS Y TRADICIONALISMOS CATOLICOS, Derecho Natural/Derecho, Etica o Filosofía Moral, POLEMICA, POLITICA & IGLESIA CATOLICA, Teología Moral, TRADICIONALISMO, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s