“De la incuria dolosa”, apéndice: respuesta a una carta de una Señora. “Partes de guerra de un Hijo Sacerdotal y clerical de Guerra Campos, Excelentísimo doctor y Obispo de Cuenca: el Rvdº.P. Canín de Santo Domingo”. Parte II.


“NUEVA CORONA DE ESPINAS Y ESPADA DE FUEGO”, PARTE DE GUERRA II.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&
Miércoles Santo, 2014.
Muy Reverendo Padre:
                  ¿Escribíis ese artículo “De la incuria dolosa”, porque aún no recibíis respuesta a vuestro alegato? Creo que no. ¿O quizás estas cosas llevan su tiempo y es casi “normal” tal dilación?.  …
Espero que la Cruz que los judíos, con la incuria dolosa de Pilatos, a quien su pasividad injusta le sirvió hasta la nueva fase de el “placet” que hubo de dar activa y no pasivamente al firmar el “valeat” de la pena de Muerte del Salvador, os sirva de ejemplo y consuelo a la Cruz que los neojudíos ponen injusta y vergonzosamente sobre vuestro pecho sacerdotal. Que éste albergue siempre el Corazón de Jesús que os defenderá con potencia e ímpetu divinos invencibles. A nadie cedais, salvo al Amor de Dios y su Santa Madre, y acordaos de cuantos padecen tan abominables injusticias en este mundo. Menos mal que hay otro. Menos mal para los que fueren salvos, claro. Para los demás será mayor mal, y puede que se nos conceda sentarnos en primera fila para contemplar a los réprobos ser atormentados por los demonios, en justicia nuestra por los crímenes bajo los que han hecho padecer a tanta gente inocente. Será un espectáculo variopinto que nos llenará de satisfacción de ver castigadas las malvadas acciones de quienes han sido, en esta vida, contumaces en su maldad hasta el final. Recordad: ¡Los primeros serán los últimos, y los últimos los primeros!. Sentaos en la mazmorra de Cristo preso, sed el último y holgaos mucho de eso, pues padecer así con Cristo, por Él y para descargo y mérito de los Hijos de Dios es harto saludable.
Recibid un cordial saludo de Vuestra correligionaria y sierva en Cristo Señor nuestro y su Madre Santísima, en esta Semana Santa tan espléndida que teneis en esa urbe hispalense, particularmente consagrada a la Virgen María.
Von Bingen.
&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

En Sevilla, Viernes Santo de MMXIV. Distinguida Señora:

      El artículo de Filosofía Moral “De la incuria dolosa” lo estoy elaborando, perfeccionando, desde hace algún tiempo, pero viene al caso, porque no he obtenido, durante 9 años, y éste corriente 10, respuesta escrita a mis cartas, al Obispo Diocesano de Sevilla, sobre la Santa Misa de Réquiem por José Antonio, ni me han recibido en audiencia, al efecto, Mons. Amigo y el actual. Tampoco me ha dado respuesta escrita, ni oral, el Obispo de Cuenca Yanguas, a las muchas misivas que le he enviado. Me mandó una carta [su/el Ecónomo Conquense], con mentira incluida de que Yanguas me pidió que, después de marcharme de la audiencia con él, a primeros de Julio de 2007, me había pedido que volviese a ir a Cuenca a hablar con él, pero, a mi pregunta, dirigida al Obispo Diocesano conquense, de si él aprobaba las que yo calificaba de temerarias e insensatas afirmaciones del Ecónomo, de suyo absolutamente incompetente para tratar de asuntos pastorales o canónicos sobre la legitimidad del comportamiento de Sacerdotes incardinados en Cuenca, o donde fuese, tampoco he conseguido respuesta escrita. Las únicas contestaciones escritas que esos, según sus obras y palabras impíos, han querido darme son el decreto escrito penal inmensamente inicuo [de la persona física del Obispo Diocesano Conquense] y la carta del Vicario General hispalense mintiendo sobre mi estado clerical concreto, o sea, una respuesta que viene a decir algo así como: ” No eres clérigo, por ello tienes prohibido ejercer tu Sacerdocio, y ello con ignominia, por imposición de una pena, no por ser nuestro contrincante metafísico y político, sino por delincuente, por graves crímenes canónicos, y sin que nosotros lo hayamos hecho, pues lo ha hecho la Santa Sede (que hubo mandatado a tal efecto, al Obispo de Cuenca)”. No han querido ni quieren “curar” lo que, en su mente degenerada, consideran mi “enfermedad”, que intuyen “incurable” (a Dios gracias, pues no es enfermedad, es actividad salutífera), sino “matar al enfermo”, de manera que “Muerto el perro, se acabó la rabia”. El caso es que “el perro”, “El canín de Santo Domingo”, se resiste a “ser matado”, no muere, y, además, “la rabia” es aún mayor debido a que el can sabe que lo intentan asesinar e hipócritamente, bajo apariencia de “sacrificio” legal, en matadero, con “papeles en regla”, y atribuyendo mendazmente la responsabilidad de la matanza a un Superior lejano (La Santa Sede). Ahora, de ellos la táctica cuyo efecto contrarresto con mis cartas, como la mía reciente al Hispalense, consistía en no responder directa y positivamente ( de “positum”) a mi persona, no responderme directamente, ni de modo oral (= nada de Audiencias), ni por escrito, a la contestación que dí al Obispo Diocesano hispalense, confutadora de la patraña de la carta de su Vicario General; y así, por un lado, sin contestación “posita” (= activa, puesta con un acto real declarativo hecho oficialmente con palabras, escritas si se respeta el canon 51) o sin enfrentarse directamente a mí ( lo que constituye un “acto deliberado de omisión” que constituye “incuria dolosa”), dejar que yo siga defendiendo mi posición doctrinal, moral y jurídica de seguir siendo clérigo a tenor de la Ontología dogmática católica, la Moral y los sagrados cánones sobre nulidad jurídica, y, en su caso, sobre suspensión de la pena en cuanto se interpuso la pertinente petición de revocación y posteriormente el recurso al Santo Oficio Romanoy por otro lado ir difundiendo, a mis espaldas, que, diga lo que diga “ese excura”“ha sido penado, expulsado, por la Santa Sede, del estado clerical, por lo que le está prohibido celebrar y ejercer su Sacerdocio; y Nos somos el Excelentísimo y Reverendísimo y altísimo y encumbradísimo y poderosísimo Superior, Nos somos LA Autoridad sagrada; ¿A quién creeis necesario y prudentísimo creer? ¿A ese depravado ex cura? ¿O a Nos, en nuestro trono, en Palacio, con el anillo, la Mitra, el báculo del Poder pastoral, nuestro gran cargo de poder? ¡Debeis creer a LA Autoridad, que es YO, no a ese perrucho sarnoso e impotente!”.  Es uno de los métodos característicos de la mafia, o de las sociedades criminales. Descubrirlo, denunciarlo, desmentirlo, mostrar su maldad y refutar las afirmaciones o falacias que se divulgan através de ese método es el “antídoto” contra el maligno tinglado y sus “venenos”.
¿Pensais Vos, por ventura, que esas frases con que describo la posición de los a sí mísmos hechos mis enemigos, por serlo de Cristo y del cumplimiento de su Santa Ley,  son pura ficción, no corresponden a la mente de aquellos cuya antinatural y anticristiana actitud reprocho? Si esas palabras concuerdan perfectamente con los pensamientos, sentimientos e intenciones de determinadas personas realmente existentes, esas palabras expresan verdaderamente dichos pensamiento, sentimiento e intención, e incluso mejor que si las hubieran pronunciado ellos mísmos. Aunque las haya dicho materialmente yo, anímica y esencialmente (en cuanto a intelecto, voluntad, sentimiento) las actúan ellos, les pertenecen. El Entendimiento humano es “pantalógico”, através de la literatura sapiencial traduce, en lenguaje humano racional discursivo, el lenguaje de cualquier otro ser, también el de Dios. Cuando digo que Cristo me dice “Hijo mío, te amo“, aunque lo diga yo, me lo dice también directa y principalmente Jesucristo, Nuestro Dios y Señor, y no sólo através de mí, aunque a mí me lo dice através mío. Si digo que un perro me dice: “te amo sobre todo otro ser vivo”, no sólo, ni principalmente soy yo quien lo dice y traduce, sino que es el can quien me ama así, me lo expresa através de su lenguaje propio de signos naturales y me lo prueba con hechos inequívocos amorosos. Es el perro quien me lo dice, en su lenguaje, y soy yo quien dice [humanamente] lo que dice el perro [continuamente :)].
No es menester inventar el “pantófono”, lo ha hecho ya el Divino Inventor y Criador Universal. Un pantófono es el hombre que dice la verdad de sí y de la Naturaleza, no “el ser humano”, esa abstracción que metería en el mismo grupo y bajo el mismo honor a los enemigos de la verdad, sino algunos seres humanos, a quienes Dios da el don, su don, de hablar lo que en sus respectivos lenguajes nos dicen los seres.
Os agradezco de todo corazón Vuestra adhesión cristiana. Tened por cierto que esta Semana Santa me une mucho a nuestro Dios y Señor Jesucristo, pues neojudíos y pilateros, sin quererlo, poniéndome donde aquellos canallas pusieron a Jesús, únenme más estrechamente al redentor en su Pasión y Crucifixión, y hacen fácil lo difícil: que uno esté en tan privilegiada oportunidad de recibir fuerzas de Cristo, en comunión- de-tormento con Él, para que sea cumplida su Santa Voluntad y ganemos así, por los suyos, mayores méritos para nuestra Vida Eterna en el Reino Celestial.
Despídese de Vos Vuestro Seguro Servidor, deseándoos días de profundo recogimiento y meditación ante Cristo, Dios y verdadero Hombre, y Éste crucificado ante su Madre María Santísima y su “Discípulo amado” San Juán Evangelista, el representado por la figura de un Ángel.
Ricardo de Perea y González, Presbítero hispalense, clérigo incardinado en la Diócesis de Cuenca: “Canín de Santo Domingo”, con la antorcha en sus fauces de dientes afilados.
P.D.  La carta del X tiene versión definitiva del Jueves y Viernes Santo, y será consignada oficial y opotunamente.
Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en Derecho Natural/Derecho, Teología Moral. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s