Monarquía, o república. Sigue la matraca. REPLICA A MIGUEL D. . BAJO LA LEY DIVINA NATURAL, EL PUEBLO POR ENCIMA DE SU LEY Y DE TODA PSEUDOLEY.


Jóvenes de patria rusa, en Sebastopol, Crimea. “El pueblo sano sobre la ley”. Indígenas de Sebastopol, luciendo la bandera del águila de las tres coronas y del corazón dentro del que está San Jorge a caballo, y con su lanza justiciera dirigida al dragón infernal.
EL PUEBLO CONTRA LAS PSEUDOLEYES PESUDODEMOCRATICAS.
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬

FUENTE : https://lacasadelasospecha.wordpress.com/2013/02/14/monarquia-o-republica/

 Miguel D ha escrito:

<< Más que hablar de monarquía o república en abstracto cabría preguntarse ¡qué monarquía, qué república’. Tal y como está el patio en estos momentos, yo prefiero monarquía por las siguientes razones:
– Felipe ha sido formado desde la cuna para ejercer una función que no tiene poderes ejecutivos y que en manos de otro político se convertiría en otra excusa para acaparar beneficios e infuencias. Se puede ver como un funcionario, elegido por la historia y cuya legitimidad en el cargo se la tiene que ganar cada día en lugar de cada cuatro años. No lo veo tan antiguo ni antidemócrata. Importa cómo se controle la institución, más que el funcionamiento o nombre del que manda en ella: Reino Unido es la democracia más antigua y es monarquía. Holanda y Dinamarca países prósperos y modernos son monarquías.
– Una república es más cara que una monarquía. Esto no es un argumento por sí solo, si fuera mejor, yo votaría por ella cosatase lo que costase. Por otro lado, una monarquía tiene lazos especiales con otras monarquías y puede (y debe) beneficiar al país permitiendo negocios con otros países del mundo a los que un presidente de república no llega tanto como un rey
Con todo, si hay una mayoría real que pide la república, habrá república. Los partidos deben llevar esto en su programa y las próximas elecciones serían plebiscitarias. Existen cauces legales para hacerlo bien, porque una democracia no se puede saltar la ley. Además en estos momentos con la que está cayendo, con el paro en los niveles que está… No me parece lo más oportuno, la verdad. >>
[El párrafo último ha sido puesto en negrita por el comentarista].

REFUTACION DE LAS TESIS DEL ULTIMO PARRAFO DE MIGUEL D. :
1ª) ” Si hay una mayoría real que pide la república, habrá república. “. ¿Es un vaticinio? ¿Hecho por un Vate?. Si algún día el rey convoca referendum, y las Cortes aprueban la convocatoria, y se hace refrendum, y gana el sí a una república, y las cortes deciden aprobar y asumir el resultado del referendum, puesto que se trata de reformar el art. constitucional que afecta a la corona, han de disolverse las Cortes, venir nuevas elecciones, que una mayoría parlamentaria esté entonces a favor de la reforma, y la apruebe. En tal caso abría república … ¡O no! si hubiere una minoría, o mayoría real (no sólo de los que votaron), suficientemente fuerte y suficientemente decidida para impedir la abolición de la monarquía parlamentaria. Y, si hay república, habrá guerra civil, es un vaticinio condicional. No la ha habido ya, y no se han cortado cabezas de politicuchos independentistas, sediciosos y resueltos a aniquilar a España como unidad soberana, porque ha habido un rey, adorno, pero de mucho peso; así lo pienso. Con un presidente de la república, como el intelectual D. Manuel Azaña, “liberal de izquierdas”, habría lo que entonces hubo y ordenó el presidente :“¡Tiros a la barriga!”.
2ª)” Los partidos deben llevar esto en su programa “ ¿Por qué? Que lo lleve quien quiera, nada de “deben”. Ni hay deber, ni hay fundamento alguno de deber.
3ª)“y las próximas elecciones serían plebiscitarias”. ¿Otro vaticinio? Firfa.
4ª) “una democracia no se puede saltar la ley” ¿Por qué, si ella sería la dueña, la fuente, la jefa absoluta de la ley?. “Democracia”, gobierno del pueblo, luego: el pueblo, gobernando, gobierna sobre la ley, y no la ley sobre el pueblo. Un pueblo unido, en masa, contra una ley, derribándola en consecuencia, es democracia. Es la lógica aplicada a un sistema ideológico que no es el mío.
“Abrumamur legibus” dijeron los Obispos al Papa Pío XI, en el Concilio Ecuménico Vaticano I. Y eso mismo (“Estamos abrumados por [tantas] leyes [sobre todo las prohibitivas]”) exclama la mayoría del pueblo llano explotado y reducido a una miseria “moral” y económica semejante a la habida en la II república. No queremos leyes, sino honestidad, generosidad, altruismo, espíritu de sacrificio, ánimo de patria, solidaridad humana, determinación y fiereza para defender nuestro patrimonio de bondades y de bienes de los que depende la honra y la vida de la inmensa mayoría de la población española. Así de sencillo. Y toda “ley” que se oponga a ello, a ese espíritu y a esa “voluntad”, no es auténtica, no obliga en conciencia, no hay obligación ni de acatarla, ni de respetarla, y ha de ser combatida oportuna y eficazmente. Ni siquiera el ser humano mísmo está por encima de su propia naturaleza.
César Borgia (pseudónimo), Cardenal de SS. Alejandro VI.


      • adrisb says:

        Señor ricardodeperea,
        Tener presente la historia es necesario, escribir con propiedad y exquisito vocabulario le otorgan distinción, no hablemos ya de esas citas en latín… Pero si califica usté a la mayoría del electorado como plebeya, rústica, ignorantes y manipulables, incapaces o inadecuados para decidir sobre su propio presente y futuro, toda su prosa se convierte en verborrea despreciable. Si sólamente personas de su índole puediesen votar, aun estaríamos en el medievo, yo estaría viviendo en pecado, y quizá incluso seguiría vigente el derecho de pernada. Su vaticinio condicional da miedo: “y, si hay república, habrá guerra civil”, no tanto por la guerra en sí, si no por esa ferrea oposición a la decisión democrática, simpre condicional, por supuesto, ya que si el resultado del referendum le fuese afín, otro gallo cantaría. ¡Sediciosos aquellos que piensan diferente a mi! Por otra parte, sus conjeturas sobre un rey pacificador son más que discutibles. No soy monárquico, y no sé si quiero una república al uso, pero sí que quiero decidir, y no solo entre las opciones que baraja el poder.

        • REFUTACION DE LA INGENUA, UTÓPICA Y ALTANERA REPLICA DEL ADRISB:

          Su aserto: “Si califica usté a la mayoría del electorado como plebeya, rústica, ignorantes y manipulables, incapaces o inadecuados para decidir sobre su propio presente y futuro, toda su prosa se convierte en verborrea despreciable.”

          MI CONFUTACION:
          ¿De verdad cree Vd. que la mayoría del electorado, la mayoría del pueblo, está instruida en Derecho Natural y Política en sentido aristotélico, o platónico, o de Filosofía del Derecho (incluido el Derecho Político), que conoce la Constitución que votó, la Declaración Universal de Derechos Humanos y demás leyes internacionales afines a que se adhiere dicha Constitución, las Leyes Orgánicas que la desarrollan y concretan, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional en asuntos importantes para la rectoría de un país, las notas esenciales de un régimen monárquico tradicional, las de una república, las de las distintas formas de la llamada monarquía y la llamada república, las escuelas de Economía política, el régimen político y jurídico de la banca internacional y de los bancos españoles, el sistema capitalista de la bolsa, la Historia (de las Religiones, las filosofías, la Ciencia, el Derecho) y cuanto ES NECESARIO PARA TENER UN IDEARIO PROPIO INSTRUIDO Y CON LA SUFICIENTE ERUDICIÓN? ¿Cuántos de los potenciales “votantes” o “electores” tienen el Bachillerato?¿Cuántos lo han aprobado con Matrícula de Honor? ¿Cuántos saben quién y cómo fue Felipe II y qué puede enseñarnos su ejemplo? ¿Cuántos saben lo que fue la Edad Feudal y Caballeresca, la edad de las Monarquías tradicionales y Cristianas, a parte de hacerse eco de un “derecho de pernada” de algunos degenerados? Esa edad fue llamada, prácticamente en el Siglo XVI, Edad Media, este nombre << … no es otra cosa que una denominación peyorativa y descalificante que inventaron los hombres del “Renacimiento” para designar lo que ellos consideraban una etapa oscura y de transición entre el gran mundo grecorromano y la recuperación del Clasicismo en los siglos XV y XVI. Así, la Edad Media sería una especie de túnel de barbarie e incivilización en el que la Humanidad habría entrado durante diez siglos tras la caída de Roma y el renacer de las tradiciones latinas y griegas. / Esta idea es más o menos aceptada en Occidente hasta el siglo XIX. Es estos años, coincidiendo con un renacer de la historiografía, una revisión de las ideas asumidas y el furor nacionalista de las sociedades occidentales, se vuelve a mirar a la Edad Media con nuevos ojos. Es la etapa del Romanticismo que considera el mundo medieval como la fase de gestación y consolidación de los países de Europa y su sentimiento de identidad nacional. Durante gran parte del siglo XIX la arquitectura europea va a estar dominada por los movimientos historicistas neomedievales, como el neorrománico y especialmente el neogótico. … / Estos dos extremos de opuesta consideración sobre la Edad Media se sigue viviendo en la actualidad. Tal hecho se aprecia en la literatura y el cine (especial mención hay que hacer del exitoso, y a veces oportunista, género de la “novela histórica” tan de moda en estos últimos años) que frecuentemente estereotipa las grandezas y miserias de estos mil años sin llegar a centrar convenientemente su compleja realidad social y cultural. / Mil años de historia de Occidente no pueden ofrecer un aspecto homogéneo, por lo que el estudio de la Edad Media no sólo ofrece distintas versiones (política, bélica, cultural, etc.) sino también constantes cambios cronológicos. >> (Fuente: Arteguias.com).

          “quizá incluso seguiría vigente el derecho de pernada”. MI RESPUESTA:
          En cuanto al “Derecho de pernada” no hay prueba de que haya existido como tal, sino indicios de malas costumbres de algunos señoríos, que permanecen anónimos para la Historia La “Sentencia Arbitral” de Guadalupe, rubricada por el Rey Fernado el Católico, en 1486, decía: «ni tampoco puedan [los señores] la primera noche quel payés prende mujer dormir con ella o en señal de senyoria». (Cf. Vicens Vives, Jaime, ” Historia de los Remensas (en el siglo XV)”, Barcelona,1978, pág.342. Enrique de Hinojosa, “El régimen señorial y la cuestión agraria en Cataluña durante la Edad Media”, Madrid, 1905, pág. 367). ¿Costumbre impuesta por los Señores? ¿O por los esclavos y plebeyos? ¿O por éstos también? Valerio Máximo aduce, en el año 31,  su testimonio sobre una de las imposiciones de la revuelta de esclavos de Volsini: «Ningún hombre libre podrá casarse con una doncella que no haya sido desflorada previamente por un esclavo»  (“Quae etiam Volsiniensium urbem grauibus et erubescendis cladibus inplicauerunt. erat opulenta, erat moribus et legibus ordinata, Etruriae caput habebatur: sed postquam luxuria prolapsa est, in profundum iniuriarum et turpitudinis decidit, ut seruorum se insolentissimae dominationi subiceret. qui primum admodum pauci senatorium ordinem intrare ausi, mox uniuersam rem publicam occupauerunt, testamenta ad arbitrium suum scribi iubebant, conuiuia coetusque ingenuorum fieri uetabant, filias dominorum in matrimonium ducebant. postremo lege sanxerunt ut stupra sua in uiduis pariter atque nuptis inpunita essent ac ne qua uirgo ingenuo nuberet, cuius castitatem non ante ex numero ipsorum aliquis delibasset. (Valerius Maximus, “Factorum et Dictorum memorabilium”, Liber IX, Caput I, ext.2). En ocasiones, como en una aldea adscrita a un Monasterio de Zürich, en el año 1400, se trataba de una amenaza legal, de una pena por no pagar impuestos de boda; así rezaba la ordenanza : « … quien desee contraer sagrado matrimonio en el territorio o en la aldea de Maur, quienquiera que sea, debe entregarnos a la novia en su primera noche de bodas o pagar por ella, según rezan las costumbres tradicionales y según figura en los viejos escritos oficiales. Si no cumpliera lo prescrito, será multado con 30 peniques». En versión de 1543 : «el esposo debe dejar que su señor yazga la primera noche de bodas con la novia o, de lo contrario, pagar cinco chelines y cuatro peniques». Eran sumas módicas para los aldeanos, que en aquellos época y lugar gozaban de prosperidad. (Cf. Jörg Wettlaufer,  «Das Herrenrecht der ersten Nacht. Hochzeit, Herrschaft und Heiratszins im Mittelalter und in der frühen Neuzeit».” Historische Forschungen 24″, Frankfurt am Main, 1999, pgs. 97-140 y 251-255.).

          “Su vaticinio condicional da miedo: “ y, si hay república, habrá guerra civil”, no tanto por la guerra en sí, si no por esa ferrea oposición a la decisión democrática, siempre condicional, por supuesto, ya que si el resultado del referendum le fuese afín, otro gallo cantaría”.        MI REFUTACION:

          “Si hay república, habrá guerra civil”es vaticinio de un fenómeno sociológico, para nada entra en el repertorio cantoral de mi gallo, que canta, como el de Vd., cuando le da la gana, ni hay, en mi vaticicio condicional, oposición a cosa alguna, si no es a la barata verborrea que no tengo la indelicadeza de calificar dedespreciable.
          ¿Qué pollo canta? El de la intolerancia “republicana”, la de un Cayo Lara comunistoide que no se empacha en decir que haya un referendum y que si el resultado fuese república, ya no habría más referendums sobre “monarquía o república” porque ya se habría llegado al sistema en que el pueblo elige, o sea, el sistema democrático. Por eso los de la política comunistoide dogmatizan la disyuntiva no de “Monarquía o república”, sino de “Monarquía o democracia”, porque “pontifican” que monarquía no es democracia. O sea, que un solo referendum, y, si hay república, no hay más referendums sobre la forma de régimen político, ni se posibilita el regreso plebiscitario de una monarquía siquiera “parlamentaria y popular”. De hecho las monarquías o se van, como Alfonso XIII, o no son aprobadas por la mayoría electoral en referendum (caso de Italia), o son derrocadas por los “pacíficos democratistas” “despreciables”; en cambio las repúblicas hay que eliminarlas por la fuerza de las armas, pues prohiben e impiden que “el pueblo” pueda elegir una monarquía como forma de Estado.

          ” No soy monárquico, y no sé si quiero una república al uso, pero sí que quiero decidir, y no solo entre las opciones que baraja el poder”.      RESPUESTA:

          Vd., señor mío, no sabe lo que quiere, y lo confiesa (“no sé si quiero una república al uso”), y sabemos lo que no es: monárquico. No sabemos lo que es, y, es Vd. un ejemplo de “elector” o votante (al menos potencial), un especimen de la mayoría plebeya y demás que nos han regalado a Suárez, Felipe González, Aznar, Zapatero y “la joya de la corona”, el periodo más nefasto, miserable, ladrón y asesino en masa (“crimenes de aborto” y abortos deliberados permitidos por las nuevas leyes) de toda la Historia de España. Si quiereVd. decidir, decida comprar un cupón de ciegos, a ver si tiene suerte y le toca.
          ¡Ah! Y gracias por los elogios a mis letras.

          César Borgia (Pseudónimo), Cardenal de SS. Alejandro VI.

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en CARLISMOS Y TRADICIONALISMOS CATOLICOS, Derecho Natural/Derecho, EL SISTEMA, FILOSOFIA POLITICA, Monarquía, o República, POLEMICA, POLITICA, SISTEMA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s