NUEVO ELOGIO DE LA LOCURA. El sectario que no puede demostrar que el católico instruido yerra o es estúpido, lo tilda de loco, para que nadie crea al loco, o sea, nadie crea al católico.Sectarismo pseudopsiquiátrico de algunos estatutos (oficiales, u oficiosos) de ingreso, en el Seminario, de los candidatos a ser seminaristas.


Cuando alguien inmoral, sobre todo si ostenta algún cargo de poder, es incapaz de refutar pensamientos que no obstante rechaza fanáticamente, recurre al argumento fácil y vacuo del criterio de autoridad fementida, de modo que, como única prueba del “error” (que no es tal) ajeno, y del ideario “errado” del adversario ideológico, el incapaz de usar argumentos racionales de fondo esgrime un aserto indemostrado pero dictaminado por algún perito de la misma facción ideológica privada y apriórica de dicho incapaz: el aserto de que el adversario ideológico está loco, o  psicológicamente desequilibrado . Y dicho incapaz pone la premisa mayor de que los juicios de un loco o perturbado mental no son dignos de crédito.  Con el dictámen de un profesional deshonesto, un psicólogo, o un psiquiatra, de la facción del “incapaz”, se pretenderá probar, lo que éste último no puede probar con raciocinios o argumentos demostrativos. Los “incapaces” de esa ralea querrán “probar” falsamente, o “probar” no con pruebas científicas, sino con un dictamen escueto y meramente declarativo de un comilitón partidista, diplomado en Psicología empírica, que el adversario agredido es un demente y, por tanto, indigno de crédito, como si ese dictamen, en materia tan controvertida (por las muchas escuelas antagónicas que hay en ese ámbito de la psicología profana) fuese objetivo, científico de por sí, bastase para descalificar fundadamente la salud mental del examinado, y, en falsa consecuencia, resultase suficiente para demostrar la incredibilidad de los juicios de éste y la insensatez del estilo de vida de esta víctima inocente, hecha fraudulentamente, y de modo sectario y deshonesto, pasar por desquilibrado o loco.
En algunos seminarios heterodoxos, pero bajo nombre y exterioridad de católicos, se impuso, especialmente en tiempos en que el Cardenal Billot era Secretario de Estado de SS., que los aspirantes a ser seminaristas se sometiesen primero a interrogatorios de psicología empírica. No faltaron rectores que pidieron a al menos algunos de aquellos candidatos, adolescentes casi todos, que, como “conditio sine qua non” para ingresar en el seminario, se dejasen someter a uno o varios exámenes psicológicos, o bien psiquiátricos.
Es absolutamente contrario a la Moral cristiana y a la Disciplina Constante de la Iglesia Católica en sus más de dos milenios de existencia, que informes periciales psicológicos sobre un canditato a la recepción de las Sagradas Órdenes sean esenciales o necesarios para que éstas le sean prudentemente impartidas. Incluso en el caso de que una o más periciales sean desfavorables al examinado, éste es digno de ser ordenado Sacerdote, si son buenas su formación académica católica oficial y su conducta moral y específica católica, las cuáles, según los criterios estrictamente de Fe, Disciplina Eclesiástica, y Pastoral Magisterial, sean suficientes para que haya quedado justificada la postulación para recibir las Sagradas Órdenes, y así lo certifican los Superiores canónicos competentes al efecto, habiendo hecho ellos un juicio racional, ecuánime y prudente de idoneidad de la persona candidata, basado pués, en métodos y juicios racionales, en la enseñanza magisterial de la Iglesia, y no en el capricho propio, el sectarismo, las opiniones privadas personales, y cualesquiera prejuicios, o doctrinas y régimen heterodoxos.  Contra la observación experiencial, la constatación y la calificación canónicas a favor de una persona en materia de Fe, formación eclesiástica, Moral y Pastoral, por parte de la Autoridad Eclesiástica competente y sus peritos en Dogmática, Moral y Pastoral específica repleta de psicología natural pero sin psicología empírica aplicada de alguna escuela científica, o pesudocientífica (el psicoanálisis), no puede prevalecer dictamen psiquiátrico, ni empíricopsicológico alguno, ni puede tener relevancia. Más aún, la Iglesia ha mantenido, con amplia universalidad, la costumbre de no inquirir sobre la salud de los súbditos, contra la eficacia canónica de la constatación eclesiástica de que éstos estén actuando conforme a la Fe, la Moral y la bondad de las obras que como frutos de árbol sano o idóneo, cabe esperar de él.

Ricardo de Perea y González, hispalense, Presbítero conquense, clérigo de la santa Iglesia Católica.

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en DERECHO CANONICO, POLEMICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s