El Frente Nacional francés, según un artículo de “El Confidencial”.


El FFNN: El pueblo lo apoya, la élite lo desprecia

•31 marzo, 2014 •

france-s-far-right-national-front-political-party-leader-marine-le-pen-attends-a-party-meeting-in-paris

Estas elecciones municipales han supuesto la certificación del Frente Nacional como un partido más, como un partido normal. Tras más de treinta años de demonización de sus ideas y de desprecio a sus votantes por la élite intelectual, política y periodística (los llamados aduaneros del pensamiento), el monstruo renace apoyado por millones de ciudadanos que han superado el complejo y que ya no ocultan su adhesión al FN. El partido de Marine Le Pen empieza a recoger los frutos de décadas de negligencia e impostura de ciertas élites.

La izquierda traiciona al pueblo

Se ataca al FN por estar contra la inmigración. Sí, está contra la inmigración masiva y sin control y, en ese aspecto, cada año gana más adeptos. A sus partidarios se les llama racistas, pero conviene intentar clarificar las cosas antes de utilizar el insulto supremo francés.

Un periodista de izquierda, Hervé Algalarrondo, redactor jefe adjunto de Le Nouvel Observateur, una de las biblias de los biempensantes, escribía ya hace más de diez años: “Tardando en darse cuenta del sufrimiento engendrado especialmente en los barrios desfavorecidos por el aumento de la inseguridad, los socialistas han traicionado al que ellos llamaban con énfasis el pueblo de izquierdas” (Securité: la gauche contre le peuple. Ed. Robert Laffon, 2002).

Ligar inmigración e inseguridad es el gran pecado a los ojos de los guardianes de la moral de izquierda, que ha servido para despreciar la angustia y las llamadas de ayuda de una parte de la población durante décadas. Decir que una mayoría de los delincuentes es de origen extranjero es una herejía que, sin embargo, no frenó la sinceridad del exministro y exalcalde socialista de Mulhouse, J.M. Bockel, ya hace doce años, uno de los pocos que lo reconoció públicamente.

Alain Finkielkrait, uno de los filósofos más seguidos en Francia, exmaoísta y ahora catalogado como neorreaccionario por los policías del pensamiento, no ha parado de denunciar la hipocresía de una cierta izquierda, presta a dar lecciones en todo momento, pero abrigada de la realidad gracias a su capacidad adquisitiva: “La élite radical-chic lleva a sus hijos a escuelas infantiles y colegios privados culturalmente exigentes y étnicamente homogéneos, e insulta al pueblo de las cités (barrios deprimidos) porque vota al FN”.

Es cómodo evitar hablar de inseguridad cuando los hechos delictivos los sufren quienes no tienen la suerte de vivir en barrios superprotegidos; quienes están obligados a utilizar los trenes que viajan a los guetos del extrarradio de las grandes ciudades; quienes son atracados en los portales y colegios públicos de esos mismos guetos. Y decirlo así, para algunos, es hacer el juego al populismo.

marine-le-pen-france-s-national-front-leader-shakes-hand-with-a-florist-on-a-market-as-she-campaigns-as-part-of-the-local-elections-in-nice

Acusados de lepenización

Pocos son los periodistas o intelectuales de izquierda que se atreven a abordar el asunto en estos términos, pero los hay. Saben que manifestarse en este sentido equivale a ser tachado de fascista o tener el espíritu lepenizado, y puede llevar a la pérdida de trabajos, crónicas o artículos en la prensa independiente y ser olvidado por las editoriales. Algalarrondo, que además del libro citado escribió Les bœufs de gauche (‘horteras de izquierda‘). Ces adeptes du prêt-à-penser. (Jean Claude Lattès, 1994), lo explica a su manera: “A fuerza de detectar fascistas por todos lados, la intelligentsia de izquierda ya no es escuchada y el peligro, banalizado”.

Perdidos los obreros, quedan los inmigrantes”, dice por su parte Jean Sevillia, un periodista e historiador considerado de derechas. Cierto es que en Francia la sacralización de la inmigración y la defensa del multiculturalismo han dejado en manos de la familia Le Pen todo un terreno propicio. El pueblo, gran parte de ese pueblo, vota al FN y el intelectual ya no se fía de él. “Antes”, escribe Algalarrondo, “el intelectual de izquierda se encanallaba con el populo; hoy no se fía de él. Ayer, el obrero era percibido positivamente; hoy es visto negativamente, ya que es sospechoso de actuar según sus prejuicios”.

Sincretismo cultural forzado

“Ante una izquierda internacionalista y una derecha ultraliberal, y ambas proeuropeas, nadie se ha preocupado de Francia”. Quien así se expresa es Emmanuel Todd, historiador, demógrafo y sociólogo de izquierdas. Hablar de Francia y de franceses –sin ascendencia extranjera– no es políticamente correcto, salvo para el FN, claro.

En su más reciente libro, el escritor Denis Tillinac se rebela contra la nueva religión del sincretismo cultural forzado y pone en duda el significado de conceptos como integración o asimilación: “¿Integrar a quién? Todo ha sido cuidadosamente deconstruido. Desde la escuela se persigue la destrucción de una memoria colectiva sin la cual no se ve de dónde puede venir el deseo de ser francés”. Du plaisir d’être réac. Apologie de la liberté. Ed. Equateurs. 2014. (El placer de ser reaccionario. Apología de la libertad).

El discurso nacionalista del FN, la glorificación de la idea de Francia, se apoya en la dejación del sentimiento nacional que para ciertos sectores es más un elemento a ocultar que motivo de orgullo. Según el sociólogo Jean Pierre Le Goff, “en Francia existe una pérdida de confianza y de autoestima que concierne menos a los dominios científico, técnico o económico que a los recursos políticos y culturales ligados a su propia historia”.

Para Le Goff, minorías que se erigen en justicieros de la historia juegan con el resentimiento y el ajuste de cuentas con el pasado: “Los enseñantes deben ahora hacer frente a una subcultura según la cual el absolutismo, el esclavismo, el colonialismo, Pétain y la colaboración con los nazis constituyen el resumen sucinto de la historia de Francia”. (La gauche à l’epreuve. 1968-2011, Editions Perrin, 2011).

Las soluciones inservibles de la élite

Jean Sevillia resumía ya hace tiempo muy bien el eco creciente encontrado por el mensaje lepenista: “A una ciudadanía angustiada por el paro, la élite aseguraba que con la construcción europea todo iría mejor mañana. A una ciudadanía que sufre la inseguridad, la élite recomienda la indulgencia con los delincuentes. A una ciudadanía que asiste a la llegada sin cese de nuevos inmigrantes, la élite repite que nada es peor que la exclusión”. (Le terrorisme intellectuel. Editions Perrin, 2004).

Una de las conclusiones que se pueden extraer de esos comicios es que muchos franceses, de distinta procedencia, extracción social o cultural, han perdido el miedo no sólo a votar al Frente Nacional, sino también a reconocerlo públicamente. Se han rebelado contra los sermones de los sacerdotes que pretendían protegerlos del mal y orientar su voto. Es la prueba más clara de la normalización del FN y de su bautismo de respetabilidad en el panorama político francés. El Frente Nacional ya no da miedo.

Luis Rivas (París)

http://www.elconfidencial.com/mundo/2014-03-31/el-frente-nacional-ya-no-da-miedo-millones-lo-apoyan-mientras-la-elite-lo-desprecia_109595

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en POLITICA, SIONISMO Y SIONISMO DEGENERADO O PROTOCOLOSIANO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s