El Excmº. Sr. D. José Antonio Primo de Rivera y las mujeres muy guapas, o determinadas jóvenes guapas en Sevilla. Cierta licenciosidad y tolerancia francas del Jefe Nacional de la Falange española y de las JONS. Nuevos testimonios. Con introducción adrede demasiado larga.


.NOTICIA DE ULTIMA HORA (19-XI-15) : ¡ SANTA MISA DE REQUIEM POR JOSE ANTONIO, EN SEVILLA, 2015, 11º ANIVERSARIO DE CELEBRACION A LA INTEMPERIE EN LA MADRUGADA DEL 20 DE NOVIEMBRE, a las 7 de la mañana, cabe la Iglesia de San Jorge! : información en el siguiente enlace:

https://ricardodepereablog.wordpress.com/2015/11/19/santa-misa-de-requiem-por-jose-antonio-primo-de-rivera-20-de-noviembre-de-2015/

 

.    *************************************************

1113094_m

[Sebastiano Ricci (Belluno, 1 de agosto de 1659 – Venecia, 15 de mayo de 1734) pintor italiano, también para los Estados Pontificios, donde pintó, por encargo de S.M. el Rey Luis XIV, la "Coronación de Carlomagno. "Fiesta campestre en honor de Pan" . ]

[Sebastiano Ricci (Belluno, 1 de agosto de 1659 – Venecia, 15 de mayo de 1734) pintor italiano, también para los Estados Pontificios, donde pintó, por encargo de S.M. el Rey Luis XIV, la “Coronación de Carlomagno. “Fiesta campestre en honor de Pan” . ]

 Advertencia preliminar

Jamás he visitado un burdel, pero no cierro mis oídos a testimonios que me sirvan para análisis sociológicos reveladores de actitudes morales cuyo conocimiento sea útil para un final juicio ético y de apreciación de la cantidad de ser, bien y belleza que haya en determinados lugares, tiempos y personas, relacionados con el mundo humano bajo el signo de Afrodita. Ningún mojigato, artificial, enfermizo y antinatural puritanismo me aparta de lo que estimo ánimo racional de conocimiento de la naturalidad ante todo (“pan” en griego), sea cual fuere la realidad, Máxima Maestra. Este es un artículo de sociología, útil cual materia de estudio para la ética, no un escrito demostrativo sobre la cuestión de la ilicitud de la prostitución y su fenomenología circunstante. Ello no impide que incluyamos asertos de índole puramente éticofundamental.

.                                          LA CORICIANA NUMERO 13

https://i2.wp.com/leo-on.redimidas.com/wp-content/uploads/2006/11/lupercales.jpg

Conocí la casa, desde fuera, desde que era niño, pues estaba varios números más allá de aquella en que yo vivía desde 1957 (septiembre, en que nací) a 1974, teniendo en el segundo piso del número 18 (antes 8) de la hispalense calle Redes mi domicilio legal hasta 1976 o 77. La mancebía –  que estuvo hasta principios de los años 50, es decir, hasta que la dueña Dñª. Mercedes Sueria, y quizás también su hermana María, la emplearon en alquilarla por habitaciones, o convertirla en casa de vecinos  –  era la del número 13, hoy 15, caserón con buenos balcones a la cordobesa, amplias estancias y doble patio, uno con cancela que da a un zahuán con puerta grande a la calle; el otro patio, interior, tenía una puerta de cristales blancos opacos frente a dicha cancela, y contaba con cristalera como techumbre que después de 1984 ha desaparecido. Lo demás afortunadamente sigue igual. Hubo en el patio interior dos macetones colgando, uno a cada lado, y una testa de toro en la pared de enfrente. Allí se celebraban las francachelas entre las jóvenes venéreas y sus cupídicos clientes, aunque también se tiene noticia de que había varones que acudían por plácida compañía y alegre conversación amistosa sin que Cupido hiriera con su flecha.

.    [ Marte y Venus, en coloquio relajado y natural.  Palazzo Chiggi, Roma,  ]

Hombres ávidos de cariño, sin apreciable lujuria, hacían visitas en las que alguna manceba preparábales una tortilla, o tentenpié, que el visitante consumía en apacible coloquio con la jóven, de quien, a la postre, despedíase amablemente sin carnalidad alguna. Así pues, aunque parezca mentira, entrar y pasar un rato allí no era prueba de apareamiento, ni cosa semejante. Había quien satisfacíase con un beso cariñoso y palabras femeninas de una mujer, aparente doncella, bellísima y sonriente, cuyos ojos cristalinos lo mirasen con chispa de amor “sin densa carne“.

[ Pan, con la flauta pastoril, desnudo sin el lúbrico frenesí frecuente en su arquetipo; aquí posa sereno y natural, en su gruta de Coricia .]

Las mancebas eran normalmente amigas de las personas con quienes habitualmente yacían. El trato personal había de ser asaz humano, nada procaz. Sin duda fue reputado el “mejor” lupanar de toda Sevilla, el más personal, dichalachero y discreto y el de más hermosas y elegantes señoritas, sin superfluos lujos ni estridencias cabareteras. Por ello, según la gente anciana del barrio de la casa, al de la “Puerta Real” acudían personajes como el General Queipo de LLano.

MÁS SOBRE EL AMBIENTE DEL Y EN TORNO AL LENOCINIO HISPALENSE HASTA MEDIADOS DEL SIGLO XX; comparación con la modernidad despersonalizante.

I.  Humanidad subyacente:

Fuera de los tugurios de gente baja, el comercio carnal castizo de la Sevilla de entonces, como su gente y talante, era muy distinto al negocio sórdido actual, de obscuros prostíbulos, con iluminación como de luciérnagas, colores exagerados y escasa ventilación. Se paga por medias horas y caro, y se va a lo que se va, como el cerdo cuando huele a la puerca en celo; no se distraerá. La sociedad sevillana ha decaído,  degradándose hasta en las formas de ir de picos pardos. Mucho se ha ido de humanidad, cariño, alegría, simpatía, jovialidad, naturalidad (cosas buenas que a veces bastaban sin “guarrerías” y que subyacían a encuentros también lascivos); ha venido imponiéndose un carácter “impersonal” puramente comercial y animal libidinoso, y ello debido, en parte, a la falta de religiosidad natural. No hay más que asistir a las comedias de los hermanos Joaquín y Serafín Alvarez Quintero, que aprendían de la vida del pueblo de su época, para que se perciba la unción, gracia, humanidad, cariño, la bondad natural que tenía y transmitía ese pueblo sevillano de mis abuelos y bisabuelos. Nada que ver con ciudades modernas desalmadas, con una Caracas del asesinato y la delincuencia, o un Nápoles en que es muy peligroso salir de noche. Aquellos eran más sanos hasta en las circunstancias humanas de clandestinos romances, cortejos y cualesquiera lances amorosos, e insinuaciones ingeniosas, con tanto gracejo popular descritas por los Alvarez Quintero. Lo cierto, repito, es que entrar en susodicha casa y pasar allí el rato, acompañado de soberbias bellezas de exuberante juventud no implicaba necesariamente fornicar, o acometer actos afines.

II. – Pudor, discreción y respeto a la castidad del noviazgo, en contraste con la moderna promiscuidad desvergonzada, la ostentación de conductas sociales de carnalidad escandalosa, y la hipocresía crítica contra lo que disguste al hipócrita:

La mente práctica y relajada de aquella época era diferente a la moderna. A la sazón se preservaba virgen a la novia y, si al novio le parecía que no podía aguantarse, había de preferir  –  sin que tampoco la alternativa “estuviese bien vista”  – hacer alguna “excursión” con meretrices, o con zagalas liberales. Fornicábase, o había escarceos, con la fulana, preferiblemente disimulada, y se preservaba a la novia, mientras que el trato entre novio y novia conservávase honesto, y apreciábase mucho que tanto el varón como su novia protegiesen la virginidad de la virgen hasta el matrimonio. En cambio, si no podían contenerse, o no se aguantaban, entonces a la mujer le era menos deshonroso yacer con su novio, y éste, si concebían, había de casarse con ella. No eran tratos iguales, como no eran, ni son, ni serán jamás moral-biológicamente iguales hombre y mujer. Trato diferente, pero no intencionalmente vejatorio. Por supuesto el ideal es que la virgen lo sea hasta casarse y que el novio no suene la flauta de Pan en torpes correrías. Pero ya lo dice San Pablo: ” …la carne es debil”. ¿Cuál es el ideal práctico de los modernuchos? Acostarse con la novia pronto y cuanto apetezca. Los antiguos disolutos –  o de modo eventual, o  por vicio  – respetaban a la novia e iban a las fulanas; los modernos desvergonzados hacen de su novia una ramera o una cualquiera,  o una furcia aparentemente gratuita, o barata, y hasta, si quieren más, se añaden otras. Un resultado de que la muchacha, ya desde tierna adolescencia, haya catado varón, es que medirá, a su novio, comparándolo con los anteriores, también “copulativamente“, y por ello, si se casa con éste, que el marido despabile, porque, cuando  se presente varón mejor que él y que a ella recuerde alguno de sus más potentes galanes, “volverá la cabra al monte”; es parecida a la codiciada obra de Arte, puesta en subasta. Desde mediados de los años 70 del siglo XX, incluso el vestuario de las adolescentes y las mujeres, especialmente en el que usan para festejos y lugares de bebida y diversión nocturna, excede en impudicia al de no pocas profesionales: cortísimas faldas, escotes amplios, vientres al aire, colores vivos, maquillaje abundante, etc. . Parecen furcias, y lo son  –  en parte, o más  –  muchas de ellas.*

*Las quejas y reprimendas que, hasta finales de los años 60, lanzaban Párrocos y coadjutores, desde los púlpitos, a las féminas con mangas cortas, faldas no suficientemente largas, y hasta las que practicaban la nueva costumbre de no ponerse en la cabeza velo para entrar en el templo, han desaparecido. Es curioso : la gente y los clérigos de mediana edad, aun hoy día siguen escandalizándose al ver a un varón con la cabeza cubierta en la iglesia. Cuando he entrado con sombrero o gorra, en recinto sagrado, ora clérigos, ora laicos, me han instado a descubrirme. Hace unos años en un concierto de música clásica, dentro de la catedral hispalense, por la tarde, haciendo frío, un clérigo del cabildo me pidió que me quitara mi gorra; cuando me negué, me echó a los vigilantes jurados del templo, ante los que no tuve inconveniente en quitarme un instante la pieza, justo lo que duró la presencia de los esbirros. Eso fue para mí hacer algo que no me importaba mantener un instante, para no ceder, burlarlos quitándome un par de minutos lo que no quise quitarme durante el concierto.

¿Y Qué decir de los jóvenes que viven en concubinato? ¿Puede una mujer ser considerada ramera, si lo es habitualmente reservada a un solo hombre? No, porque la noción de prostitución incluye el de comercio, el de servir carnalmente a cambio de dinero, o bienes materiales no específicamente eróticos. Pero sí puede llamársela barragana, la “querida“,  frecuentemente barragana eventual, o sin compromiso de vida conyugal para siempre. Posee una nota esencial y principal de la ramera, que es el hecho de tener intimidad conyugal con un varón con quien no está desposada. Menos infame resultaba el casado que tuviese una querida,  si bien, en esto, no tiene él menos responsabilidad moral que su barragana. Si era soltero y a la vez el querido de una casada, la gente lo menospreciaba, pero sin llegar a despreciarlo; simultáneamente burlábase del cornudo a espaldas suyas. En esa innoble actitud nuestra sociedad no ha cambiado mucho. Hasta el advenimiento del actual régimen pseudodemocrático e instauración del divorcio civil, y despenalización del adulterio, estaba peor visto, más severamente juzgado el arrejuntamiento o concubinato, y el adulterio ora permanente (el peor), ora eventual, que haber visitado una “coriciana”, o frecuentar a venéreas. ¿Y las divorciadas y arrejuntadas? ¿O las pluridivorciadas y que cambian de pareja cada vez que quieran? Pues que hoy, a diferencia de ayer, se presentan cual mejores que las meretrices, cuando, en realidad, son más disolutas, y, a criterio de los bien instruidos en ética, son merecedoras de mayor reproche e infamia. Los clérigos protestantizados, enquistados en el aparato externo de la Iglesia, y de los que he sido siempre hostigado, defienden que no sean tratados como pecadores públicos, que no se les deniegue la comunión sacramental eucarística (la Hostia Consagrada, comulgar), y que se soslaye el hecho, o se acepte como bueno ese estado conyugal*.

*Poco antes de asumir mi cargo de Provisor parroquial de Flims, en el cantón Grisones, de Suiza, estuve algún tiempo de huésped de mi predecesor provisional, quien me dijo que había yo de presidir, en el templo parroquial, una ceremonia de aparente enlace matrimonial de hombre y mujer divorciados. Había de ser como un casamiento sin serlo, pero con trajes de novios, flores y parafarnalia de boda. Me negué en rotundo y estuve dispuesto a renunciar al cargo, antes de haber tomado posesión de él. No se me volvió a hablar del asunto.

         MAS DATOS DEL DIVERTIDO CHISMOSO PUEBLO SEVILLANO

El propietario de la casa en cuestión, Don José Clérigo, me ha proporcionado datos curiosos y contado anécdotas hoy, a poco menos de las cuatro de la tarde, cuando he llamado a la cancela de la vivienda, estirando de la cadenita que ha hecho sonar la campanilla, como antiguamente. Un señor de apellido Clérigo, a un Clérigo todavía y por muchos años si Dios y Su Santidad quieren. Me ha indicado un libro titulado “Busconas, pelandruscas y gente de mal vivir” de autor que desconoce; pero no lo hallo. Debe ser alguna edición privada, o folleto sin editar. Si algún lector lo encontrare, dé, por favor, la referencia, o cita científica, en comentario a este artículo. Gracias.  El Sr. Clérigo, me refiero al laico, compró la casa, a la Srª. Sueria, en 1984. Él tiene unos 67 años y ha vivido siempre en el barrio; de niño en San Laureano, justo en Puerta Real. Es hombre apacible y desembarazado, me ha dado permiso para que lo cite en este artículo. Me indica que además en calle Bailén, nº 50 había otra casa de lenocinio. Eran “casas buenas”, dice, pues a cierta distancia de la Alameda de Hércules, que por entonces y hasta hace pocos años ha sido la zona más famosa de meretrices. Según su relato, sacado de los dichos concordantes y desinteresados de la gente anciana del lugar y de alguna visita de mujeres mayores que han venido, al cabo de los años, a ver la que fue “su” casa, eran famosas “La Trini” y “La Manolita”. Hasta primeros de los cincuenta la Hermandad “del Museo”, a la que aun hoy pertenece el Sr. Clérigo, y de la que se ha hecho, de uno y otro, confirmar el dato, llamaba a una de dichas bellas zagalas, María Dolores, para que cantase saetas a la puerta del Templo, al paso de un Paso de dicha Hermandad, en Semana Santa. Hermosura espléndida la de aquella ninfa, bella voz sensual y espiritual, clara, limpian, jóven, vital, cantando como un ave paradisiaca, con aplauso de todos a Dios y la Virgen, a sus Sagradas Imágenes. Inaudita imágen, atrevido acto, posible sólo con tolerancia muy elevada, exquisita, conservadora magistral, secretamente consabida, de las apariencias de la decencia absoluta. En el hombre no hay nada absoluto, o sin carencia; de ahí la humildad de los Santos;  dentro y doquiera está Dios, el único perfecto, único “absolutamente absoluto”.

Cuenta el Sr. Clérigo que un día vinieron dos mujeres ancianas a ver la casa desde la cancela dentro del zahuán, y susurraron que estuvieron allí de muchachas. ¡Qué bellos mozos me he gozado aquí! exclamó una de ellas (Nota).

____________https://i2.wp.com/www.eduteka.org/proyectos/psique/images/Pan1.jpg_____________

.                         TRAVESURAS PANICAS DEL JOVEN JOSEANTONIO

Hace pocos años, 2011, falleció el Sr. D. Abelardo Linares Muñoz, ya ex Jefe Provincial de Fe y de las JONS de Sevilla, a la edad de ochenta y tantos años. Ateo, nietschano en parte, librepensador, europeista acérrimo y nacionalsocialista confeso sólo ante un reducido número de amigos entre quienes me contaba*.

*En nuestras conversaciones sobre Religión y filosofía defendí siempre mi catolicismo y metafísica natural inspirada en el Cristianismo, y seguí, como sigo, el juicio público magisterial que sobre Fascismo y Nacionalsocialismo tuvieron los Romanos pontífices Pío XI y Pío XII, durante la “Era Fascista” y el Nacionalsocialismo histórico, estando de acuerdo con ellos oficialmente toda la Jerarquía Católica de entonces, de modo que podía serse católico y fascista, católico y Nacionalsocialista, y fueron católicos, de ningunísimo modo condenados, ni siquiera “doctrinalmente” amonestados, la mayoría de los fascistas y una gran parte de los nacionalsocialistas alemanes, austríacos, holandeses, noruegos, etc. . Casi todos los católicos alemanes fueron nacionalsocialistas, incluidos sus clérigos, y no fueron herejes por ello, ni anticatólicos, mientras que en la posguerra son los anticatólicos encubiertos bajo la capa del aparato externo de la Iglesia Católica los que denuncian que dichos regímenes e idearios, como si fueran completamente homogéneos uno y otro, sean anticristianos; estos protestantizados, yeyés, sionistas, amantes del judaismo fariseo, traidores a Jesucristo y su Verdad y Misión Absoluta, falsean la historia y la Evangelización a la que descartan cual “la Vieja” y substituyen por “la Nueva” de la modernucha dogmática del ecumenismo relativista y de la pseudodemocracia de fundamento jacovino, judeomasónico, revolucionario, anticlasicista y anticristiano.  “Semper Idem”, no cambio, o, procuro, cuanto puedo, no cambiar en juicios graves. Que la Iglesia ha reprobado algunas políticas prácticas concretas dentro del régimen nacionalsocialista lo prueba la Encíclica “Mit brennender Sorge”, pero como ha censurado conductas semejantes y otras peores habidas en cualquier régimen, a menudo pertenecientes a sistemas católicos, como las monarquías más o menos tradicionales europeas, no obstante afectadas de algún defecto, como era el caso del regalismo, cultivado y ejecutado, en materias muy importantes, por monarquías oficialmente católicas.

Ambos éramos amigos de Emilio Egea, “Camisa Vieja”, que fue mecánico del coche de José Antonio Primo de Rivera, a quien conoció y trató personalmente, al igual que yo a Emilio. Contaba a Don Abelardo, y éste a mí, que había ido con José Antonio a una casa de la calle Redes de Sevilla, que a la sazón era de “señoritas de compañía y facil intimidad”. En ese inmueble holgaba habitualmente o cada vez que iba a Sevilla el joven impetuoso y apuesto, y como es más o menos imaginable.

https://i2.wp.com/sobreleyendas.com/wp-content/uploads/pan.jpg

Fui amigo personal del Sr. D. Carlos Puig y García de Leániz, a quien siempre fui leal. Me contaba que su padre (camisa vieja, primer instructor de FE y de las JONS, agente de la quinta columna o servicio secreto del Bando Nacional, Presidente que fue de las Cortes del Estado Nacional del Caudillo y General Excmº. Sr. D. Francisco Franco y Bahamonde) refería a su hijo que José Antonio Primo de Rivera iba a dicha casa e invitaba, a solazarse con las señoritas, a sus estrechos camaradas entre los que se hallaba dicho Señor Puig y Maestro Amado, al que puso un duro, o dinero en su mano, para que sufragase los “amables servicios” de las venus juveniles. Según me contaba el hijo del ilustre testigo, éste último se negaba a aceptar la invitación, alegando que su moral católica no le permitía tales comportamientos.

No pongo en duda la veracidad de los testimonios, por tratarse de personas honestas en materia de conocimiento del prójimo y en cuanto a la sinceridad ideológica, los cuáles a su vez se han comportado no como difamadores, sino confiando el secreto a Sacerdotes y a camaradas que consideraban espiritualmente serios, es decir, eran informantes discretos, admiradores de José Antonio, seguidores de su doctrina y ante cuya figura mostraban anímicamente el mayor respeto.

…………………………………..primo_de_rivera………………………….

 

.

Bacchante, Sebastiano Ricci

Bacchante, Sebastiano Ricci

CONCLUSION SOCIOLOGICA

El Grande de España concedía poca relevancia moral al trato ligero e íntimo con las jóvenes meretrices, y tampoco le importaba demasiado el trato personal con los maricas, de los cuáles nunca fue uno, que yo sepa, aunque no es posible saber si experimentó con alguno, o le concedió favor (véase el artículo, en este blog, a propósito del trato del apuesto Noble con el maricón comunista y poeta Federico García Lorca). Suliberalidad en esta materia y su tolerancia eran extremas incluso para nuestra época, y, por tanto, singularísima en la suya. No creo que creyese que siempre y en toda circunstancia  fuera pecado mortal tomarse semejantes licencias de asueto. Es un denominador común de los fascismos español, italiano (con Mussolini y la Petacci) y alemán (Hitler respecto de los burdeles para su ejército, Himmler a propósito de las relaciones extramatrimoniales de sus SS, Roehm con sus devaneos dentro de sus SA, etc.). Se hallaban mucho más alejados de todo puritanismo que el Tradicionalismo monárquico y seguidor de la moral tradicional católica, o la conservadora y generalmente dominante, si bien he de admitir que muchos Sacerdotes han sido muy indulgentes, muy blandos, en todas las épocas, en la administración del Sacramento de la Confesión, cuando se ha tratado de pecados carnales. Normalmente se ha despachado, al reo, con una suavísima penitencia, como un Padre Nuestro y un par de Avemarías.

…………………………….20n1

En fin, “Unos se llevan la fama, y otros escardan la lana”, dice el refrán.

APLICACION A LA POLITICA

Lo dicho no sirve ni para justificar moralmente la prostitución, ni para hacerla delito o tipificarla como crímen en la ley penal estatal. Creo que la solución del Imperio Austrohúngaro es la mejor: la prostitución ni es, ni puede ser legal, pero ni se la persigue cual delito, ni se la ignora, ni se la pone en la clandestinidad, ni se permite sea exhibida al público escandalosamente; se obliga a las mancebas a periódicas revisiones médicas y se las protege de la explotación de “empresarios” abusivos, así como de la actividad criminal de delincuentes proxenetas, y de los clientes psicópatas, o sádicos. Creo que los datos aportados conducen a pensar que esa debía ser la política coherente que profesaba José Antonio y que la habría expresado, de haber vivido algo de más tiempo y habérsele planteado, cual controvertida ante una prevista decisión inminente políticogubernamental sobre regulación del fenómeno, la cuestión.

 Ricardo de Perea y González, hispalense, Pbrº. , Clerigo conq.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&   N O T A  : ( dicho esto con otro lenguaje que no es decente: dijo “tíos” y “tirado”, en lugar de los vocablos con que substituyo, en la frase, las palabras originales ) . Téngase presente que los pseudopuritanos y canallas que me hostigan y pretenden desacreditar y fulminar a sus adversarios espirituales me tienen encima la espada de Damocles y procurarán exagerar el significado de mis actos, usando de malévolo e injusto rigor contra mis palabras y pensamientos; mas Dios es más fuerte.  Entre ellos están los mismos guarros que se ceban en la desnudez de la víctima, mientras se mantienen vestidos; o sea, hablan pestes de la vergüenza ajena expuesta, mientras conservan el secreto de sus nefandeces y de cuantas carnalidades han consumado y practican ocultamente. Sería interesante que antes de juzgar y condenar los actos impúdicos ajenos (ficticios en no pocos casos de Sacerdotes católicos), y puestas al descubierto las lúbricas fantasías, confesasen abiertamente los propios actos carnales cometidos, con todo lujo de detalle, y además juzgasen con la misma medida con que vayan a medir y condenar a  los prójimos cuya intimidad haya sido previamente expuesta al público y escarnecida. Clama al Cielo cuando se trate, como a menudo se trata, de maledicencia y calumnias estratégicamente usadas con codicia, para obtener, por extorsión, o vergonzosas presiones, ventajas que de modo honesto no sean obtenibles.

A LOS ANTIGUOS, Y A LOS NUEVOS, FARISEOS BIEN SENTENCIÓ NUESTRO DIOS Y SEÑOR JESUCRISTO :  “LAS RAMERAS IRAN  POR DELANTE DE VOSOTROS EN EL REINO DE LOS CIELOS” , eso si llegan tan lejos. ¡Ojalá se les sequen los órganos que con la lengua dicen no usar,  mas con las ingles inflan sin freno, bajo cobarde y alevosa ocultación y anonimato.                                           

https://i2.wp.com/uploads4.wikiart.org/images/william-adolphe-bouguereau/the-youth-of-bacchus-1884.jpg

W.A. Bouguereau, “La juventud de Baco”.

http://uploads4.wikiart.org/images/william-adolphe-bouguereau/the-youth-of-bacchus-1884.jpg

BIBLIOGRAFIA : ARCHIVOS (pulse con el botón izqdº. del ratón sobre el subrayado azul, para copiar o descargar los archivos digitales):

069_035(1)

02132397n15p409   “Poder y prostitución en Sevilla: Siglos XIV – XX” … también en texto gratuito “on line” https: // books.google.es/books?isbn=8447202380

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en Etica o Filosofía Moral, JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA Y SAENZ DE HEREDIA, POLITICA & IGLESIA CATOLICA, POLITICA HISTORICA, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Excmº. Sr. D. José Antonio Primo de Rivera y las mujeres muy guapas, o determinadas jóvenes guapas en Sevilla. Cierta licenciosidad y tolerancia francas del Jefe Nacional de la Falange española y de las JONS. Nuevos testimonios. Con introducción adrede demasiado larga.

  1. Paloma Puig Carrillo dijo:

    Soy hija del citado Carlos Puig,muy entretenido el articulo, todo un placer leerle.Un cordial saludo.
    Arriba España!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s