“Victorianos 2.0: sexo, menores y Código Penal” (Prof. Ramos). + APENDICE DE DEBATE PARLAMENTARIO.


PDF DE TEXTO OFICIAL DEL PROYECTO DE REF. DEL COD. PENAL:

PROEMIO: 

EXTRACTO DEL PROYECTO DE LEY  DE REFORMA DEL CÓDIGO PENAL, RECIENTEMENTE APROBADA EN CORTES Y PROMULGADA EN 2015, sobre cuyo texto escribe su art. El prof. A. Ramos :  [ Las palabras en negrita han sido resaltadas por C.B., de quien son los entrecorchetes, salvo los que indican las páginas del documento oficial.] 

“CAPÍTULO V. DE LOS DELITOS RELATIVOS A LA PROSTITUCIÓN, Y A LA EXPLOTACIÓN SEXUAL Y CORRUPCIÓN DE MENORES.”

Centésimo vigésimo quinto. Se modifica el artículo 188, que tendrá la siguiente redacción: 102 “1. … 4. El que solicite, acepte u obtenga, a cambio de una remuneración o promesa, una relación sexual con una persona menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, será castigado con una pena de uno a cuatro años de prisión. Si el menor 103 no hubiera cumplido dieciséis años de edad, se impondrá una pena de dos a seis años de prisión. 5. Las penas señaladas se impondrán en sus respectivos casos sin perjuicio de las que correspondan por las infracciones contra la libertad o indemnidad sexual cometidas sobre los menores y personas discapacitadas necesitadas de especial protección.” Centésimo vigésimo sexto.

Se modifica el artículo 189, con el siguiente tenor literal: “ [Apartado:]1. Será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años: a. El que captare o utilizare a menores de edad o a personas con discapacidad necesitadas de especial protección con fines o en espectáculos exhibicionistas o pornográficos, tanto públicos como privados, o para elaborar cualquier clase de material pornográfico, cualquiera que sea su soporte, o financiare cualquiera de estas actividades o se lucrare con ellas. b. El que produjere, vendiere, distribuyere, exhibiere, ofreciere o facilitare la producción, venta, difusión o exhibición por cualquier medio de pornografía infantil o en cuya elaboración hayan sido utilizados personas con discapacidad necesitadas de especial protección, o lo poseyere para estos fines, aunque el material tuviere su origen en el extranjero o fuere desconocido. A los efectos de este título se considera pornografía infantil o en cuya elaboración hayan sido utilizados personas con discapacidad necesitadas de especial protección: a. Todo material que represente de manera visual a un menor o una persona con discapacidad necesitada de especial protección participando en una conducta sexualmente explícita, real o simulada. b. Toda representación de los órganos sexuales de un menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección con fines principalmente sexuales. c. Todo material que represente de forma visual a una persona que parezca ser un menor participando en una conducta sexualmente explícita, real o simulada, o cualquier representación de los órganos sexuales de una persona que parezca ser un menor, con fines principalmente sexuales, salvo que la persona que parezca ser un menor resulte tener en realidad dieciocho años o más en el momento de obtenerse las imágenes. [Pág.104] d. Imágenes realistas de un menor participando en una conducta sexualmente explícita o imágenes realistas de los órganos sexuales de un menor, con fines principalmente sexuales.

[Apartado:] 2. Serán castigados con la pena de prisión de cinco a nueve años los que realicen los actos previstos en el apartado 1 de este artículo cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes: a. Cuando se utilice a menores de dieciséis años. b. Cuando los hechos revistan un carácter particularmente degradante o vejatorio. c. Cuando el material pornográfico represente a menores o a personas con discapacidad necesitadas de especial protección que sean víctimas de violencia física o sexual. d. Cuando el culpable hubiere puesto en peligro, de forma dolosa o por imprudencia grave, la vida o salud de la víctima. e. Cuando el material pornográfico fuera de notoria importancia. f. Cuando el culpable perteneciere a una organización o asociación, incluso de carácter transitorio, que se dedicare a la realización de tales actividades. g. Cuando el responsable sea ascendiente, tutor, curador, guardador, maestro o cualquier otra persona encargada, de hecho, aunque fuera provisionalmente, o de derecho, del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, o se trate de cualquier otro miembro de su familia que conviva con él o de otra persona que haya actuado abusando de su posición reconocida de confianza o autoridad. h. Cuando concurra la agravante de reincidencia. 3. Si los hechos a que se refiere la letra a) del apartado 1 se hubieran cometido con violencia o intimidación se impondrá la pena superior en grado a las previstas en los apartados anteriores. 4. El que asistiere a sabiendas a espectáculos exhibicionistas o pornográficos en los que participen menores de edad o personas con discapacidad necesitadas de especial protección, será castigado con la pena de seis meses a dos años de prisión. 5. El que para su propio uso adquiera o posea pornografía infantil o en cuya elaboración se hubieran utilizado personas con discapacidad necesitadas de especial protección, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión o con multa de seis meses a dos años. [ Pág.105 ] La misma pena se impondrá a quien acceda a sabiendas a pornografía infantil o en cuya elaboración se hubieran utilizado personas con discapacidad necesitadas de especial protección, por medio de las tecnologías de la información y la comunicación. 6. La producción y posesión de pornografía infantil no serán punibles cuando se trate del material pornográfico a que se refiere la letra c) del párrafo segundo del apartado 1 de este artículo, siempre que el material esté en posesión de su productor únicamente para su uso privado, y en su producción no se haya utilizado el material pornográfico a que se refieren las letras a) y b) del mismo. 7. El que tuviere bajo su potestad, tutela, guarda o acogimiento a un menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección y que, con conocimiento de su estado de prostitución o corrupción, no haga lo posible para impedir su continuación en tal estado, o no acuda a la autoridad competente para el mismo fin si carece de medios para la custodia del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses. 8. El Ministerio Fiscal promoverá las acciones pertinentes con objeto de privar de la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar, en su caso, a la persona que incurra en alguna de las conductas descritas en el apartado anterior. 9. Los Jueces y Tribunales ordenarán la adopción de las medidas necesarias para la retirada de las páginas Web de Internet que contengan o difundan pornografía infantil o en cuya elaboración se hubieran utilizado personas con discapacidad necesitadas de especial protección o, en su caso, para bloquear el acceso a las mismas a los usuarios de Internet que se encuentren en territorio español. Estas medidas podrán ser acordadas con carácter cautelar a petición del Ministerio Fiscal.”

Centésimo vigésimo séptimo. Se modifica el apartado 1 del artículo 192, que tendrá la siguiente redacción: “1. A los condenados por la comisión de uno o más delitos comprendidos en este Título se les podrá imponer además una medida de libertad vigilada.” [Pág.106] Centésimo vigésimo octavo. Se añade un artículo 194 bis, con el siguiente contenido: “Los delitos contra la libertad sexual cometidos sobre víctimas menores de edad serán perseguibles en España cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:  …

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

www.diagonalperiodico.net/libertades/25575-victorianos-20-sexo-menores-y-codigo-penal.html

Acaba de aprobarse en el Pleno del Congreso un proyecto de reforma del Código Penal que modifica una vez más (cinco veces en los últimos 20 años) los delitos sexuales contra menores.

Por el Ilmº. Sr. D. José A. Ramos Vázquez, profesor de Derecho Penal en la Universidad de A Coruña.

La reina Victoria de Ingla­terra fue artífice de un modo de enfocar la sexualidad en la que los menores eran considerados seres inocentes e indefensos a los que había que proteger del erotismo, alertándoles continuamente sobre la inmoralidad de todo lo vinculado al sexo. Se pasó del cuerpo juvenil como objeto de celebración en poemas y esculturas al tabú.

En los años 60 y 80 del siglo XX, esta ideología pareció remitir. Los movimientos por la libertad sexual consiguieron abrir los pesados cortinajes victorianos y arrojar algo de luz sobre este ámbito de la vida. Pero ese impulso liberalizador duró poco porque los conservadores descubrieron algo: si incluían la palabra “niño” en sus propuestas, la sociedad aceptaba cualquier norma, por restrictiva que fuese. La lucha contra la homosexualidad se convirtió en lucha contra el “pedófilo”, las “ligas por la decencia” encontraron un filón en la pornografía infantil y las legislaciones europeas se hundieron en el fango del “¿nadie va a pensar en los niños?”.

Ahora le ha llegado el turno a nuestro Estado. Acaba de aprobarse en el Pleno del Congreso un proyecto de reforma del Código Penal que modifica una vez más (cinco veces en los últimos 20 años) los delitos sexuales contra menores y, como me dijo hace poco un exalumno, hoy opositor a juez: “Cuando lo leo, me imagino a la reina Victoria riéndose en nuestra cara”. En primer lugar, dicha reforma prevé que la edad de consentimiento de relaciones sexuales suba a los 16 años.

La reforma supone más control, más castigo, más recorte de libertades para los menores, más sospechas… pero también más hipocresía
¿A los 16? ¿En un Estado en el que se puede contraer matrimonio a los 14 y en el que, de acuerdo con varios estudios, la edad media de inicio de las relaciones sexuales está entre los 14 y 15 años? ¿Cuál es el mensaje? ¿“Si quieren tener relaciones sexuales, que se casen, como Dios manda, porque, si no, cometerán un delito de abuso sexual recíproco”? Por supuesto, el Go­bierno dirá que, para evitar este problema, elevará la edad del matrimonio y en el Código Penal se incluirá que “el consentimiento libre del menor de dieciséis años excluirá la responsabilidad penal cuando el autor sea una persona próxima a la menor por edad y grado de desa­rrollo o madurez”.

Pero no se engañen, esa cláusula significa que, en todo caso, va a haber un proceso. Los menores tendrán que dar explicaciones, serán explorados por peritos y, finalmente, un juez dirá si su comportamiento entra dentro de lo permitido o no. Poco importa que hayan consentido libremente: un juez decidirá no sólo sobre su “desarrollo y madurez”, sino también sobre la “normalidad” de la relación sexual que hayan tenido. Además, aunque la cláusula dice “la menor” –lo que ya nos indica en qué está pensando el Gobierno–, los estudios indican que el inicio de relaciones sexuales con una persona de mayor edad es mucho más frecuente en homosexuales que en heterosexuales. De este modo, bajo una norma que parece igualitaria, habrá seguro una aplicación discriminatoria.

Por otra parte, se modifica la regulación de la pornografía para establecer que sea delito todo lo relacionado con material pornográfico de “una persona que parezca ser un menor (…) salvo que resulte tener en realidad 18 años o más”. Aunque esta confusión entre fantasía y realidad ya es de por sí extremadamente victoriana, la palma se la lleva la elevación a delito de las “imágenes (pornográficas) realistas de un menor”. Es decir, se castigan conductas relacionadas con meros dibujos de niños o, lo que es lo mismo, se castiga como pornografía infantil un material ¡en el que no ha sido utilizado ningún niño!

La reforma supone, pues, más control, más castigo, más recorte de libertades para los menores, más sospechas… pero también más hipocresía. Sexualizamos a los niños pero nos obsesiona la pornografía infantil. Consideramos a los menores como algo intocable, pero pedimos más dureza contra ellos cuando cometen un delito. Creamos la ilusión del hogar feliz en el que nadie debe inmiscuirse y dejamos, así, a los niños absolutamente vulnerables al abuso dentro de la familia, cuando es el ámbito en el que se cometen el 80% de los abusos a menores de 13 años. Los victorianos han vencido. Y se ríen en nuestra cara.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

APENDICE : INTERVENCIONES CRÍTICAS DE DIPUTADOS CONTRA EL PROYECTO DE LEY:

LLAMAZARES TRIGO:

… Termino hablando de la edad de la mayoría sexual. En su reforma del Código Penal no solamente van ustedes contra el Parlamento, contra el resto de los grupos parlamentarios y contra la sociedad, sino que van hasta contra la biología, señorías. Precisamente en el momento en que la biología y las relaciones sociales suponen que las relaciones sexuales se anticipan, ustedes retrasan la edad de relaciones sexuales consentidas. Esto es una locura. Ustedes van a situar durante tres años a los adolescentes y a los jóvenes españoles en la ilegalidad, con reproche del Código Penal. Es una locura, y además -se ha dicho antes- algunos de ellos estarán casados y serán obligados al celibato.

La verdad, señorías, es que no tiene mucha defensa esta reforma del Código Penal. Será su Código Penal de partido, será su Código Penal electoral, intentarán imponerlo en la calle pero habrá desobediencia civil.

DIEZ GONZALEZ:

… En cuanto al libro II, los delitos y sus penas, desde nuestro punto de vista, tiene especial relevancia -quisiera detenerme aquí un momento- la reforma en relación con la edad de consentimiento para mantener relaciones sexuales. En España somos muy dados a actuar en plan péndulo. Hasta el momento presente teníamos la edad de consentimiento más baja de toda Europa -no sé si había alguien por debajo de los trece años, yo no lo he encontrado-, y ahora pasamos -no voy a decir a la más alta porque hay un país en el que es diecisiete años-, a una más elevada de lo común, dieciséis años, sin ningún tipo de explicación. Cuando se planteó esta cuestión en la reforma Gallardón había un debate social importante en relación con un caso lamentable de víctimas menores en España. Este es un asunto delicado, yo lo entiendo, no es fácil acotarlo en catorce, quince o dieciséis sin dar ningún tipo de explicación, sin hacer una reflexión suficientemente serena, sin introducir a la vez que reformas la edad de consentimiento una reflexión o una referencia a la madurez de la persona con la que se mantiene la relación, a la equiparación de madurez. ¿Están en la misma situación una niña de quince años y siete meses que mantiene relaciones sexuales con un chico de dieciocho años que una chavala de quince o catorce años que mantiene relaciones con un hombre de cuarenta, que se supone que es lo que se estaba pensando y lo que la sociedad reprueba inmediatamente sin pararse a reflexionar sobre ello? No; hay un grado de madurez similar entre hombres y mujeres, entre jóvenes de distintos sexos, pero hay que contemplarlo a la hora de establecer cuándo es o no un delito. Además, hay un salto de catorce a dieciséis años. Según el Código Civil a los catorce años una niña puede casarse -con la autorización del juez sí, pero puede casarse, por supuesto habiendo escuchado a los padres, pero sin el consentimiento de los mismos- y puede emanciparse, pero no emanciparse totalmente, como me decían los colegas del Grupo Popular cuando hablábamos del asunto: se puede emancipar, pero la propia ley establece para qué, no para todo hasta que tenga mayoría de edad. Resulta que ahora para mantener relaciones sexuales sin que sea un delito hace falta tener dieciséis años, pero te puedes casar con catorce. ¿Esto cómo lo combinamos, cómo lo arreglamos? ¿Son amiguitos durante dos años para evitar que un juez les denuncie, o el padre que no la ha autorizado, porque el juez lo ha autorizado, y no le gusta el chico con el que se ha casado su hija?

Sin embargo, algunos dicen: esto no ha ocurrido nunca, no va a ocurrir; está emancipada, está protegida, es una locura. No ha ocurrido, nunca, es verdad, porque nunca hemos estado en esta situación. Pueden decir que en la reforma está previsto elevar la edad para el matrimonio también de catorce a dieciséis años, pero eso todavía está en la reforma. Es verdad que no ha ocurrido, pero la primera denuncia terminará en un Juzgado de lo Penal, y entonces se establecerá el criterio porque hoy no hay jurisprudencia. ¿Es raro? Sí, será raro que ocurra, pero terminará ocurriendo, porque ustedes han introducido sin encomendarse ni a Dios ni al diablo una situación en esta reforma que plantea una contradicción con una ley que está en vigor y con una situación que se da cotidianamente. Los jóvenes empiezan a mantener relaciones antes, señor ministro, con normalidad, entre jóvenes de su edad, y esto nos plantea un problema. …

Muchas gracias. (Aplausos).

SUCH BOTELLA:
… El segundo de los temas es la elevación del consentimiento de la edad sexual. Tanto en Comisión como en ponencia creíamos y habíamos entendido que podíamos llegar a un acercamiento importante. Aún estamos esperando saber por qué se aprobó en la Comisión los dieciséis años que era lo que venía en el texto del proyecto de ley. No sabemos qué ha pasado entre las manifestaciones del Grupo Popular y lo que realmente viene luego reflejado. Esperemos que este tema pueda ser tratado y explicado. Nosotros entendemos que incrementar de trece a dieciséis años es un exceso, sobre todo teniendo en cuenta que nuestro Código Civil establece que se pueden reflejar matrimonios a partir de los catorce años. Nosotros entendíamos que podía haber un acercamiento real y efectivo para que en esta materia pudiéramos llegar a un consenso entre todos.

ESTUPIDA INTERVENCION DEL DIPUTADO BARREDA:

Barreda de los Ríos (PP):

Es una reforma para reforzar la protección de los menores frente a los abusos, la pornografía infantil o la explotación sexual. Se trata de una reforma que protege a las mujeres y lucha contra el acoso sexual a través de Internet u otras vías telemáticas y que eleva la edad para el consentimiento sexual a los dieciséis años. Esta es una cuestión ciertamente debatida, pero que regulan por igual Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, Noruega, Finlandia, Rusia, Suiza y Portugal; no parece una excepción. En cualquier caso, ustedes votarán no.

Es una reforma para combatir la discriminación, el racismo, la violencia o la xenofobia, también por razón de género, y su difusión a través de las redes sociales en nuestro país; una reforma que refuerza la lucha contra los tratantes de personas y que impide, definitivamente, que prestar ayuda humanitaria a un inmigrante ilegal pueda ser delito

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en Derecho Natural/Derecho, Etica o Filosofía Moral, POLEMICA, POLITICA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s