¿NEGACION CIENTIFICA DE LA EXISTENCIA DE LA LENGUA LIMOSINA? ¿NEGACION DE LA IDENTIDAD LINGÜISTICA DEL VALENCIANO Y DE OTRAS LENGUAS SEMEJANTES? EL MITO ARTIFICIAL POLITICOINDEPENDENTISTA ULTRACATALANISTA DE VOCACION EXPANSIVA E INVASIVA SOBRE Y CONTRA VALENCIA Y BALEARES. Reproducción de la discusión habida en los comentarios cruzados, a mi multiartículo : “Escritores en lengua Mallorquina, Valenciana y Lemosina. ¿En Catalán me pregunta? NO HAY TEXTOS!!”, del Sr. Saura.


LA SECUENCIA ENTERA DE LA DISCUSION SE HALLA EN LOS COMENTARIOS A DICHOS TEXTOS DEL Sr. Mariano Benito Saura, Y EN LOS COMENTARIOS A MI ARTICULO “APARICION DEL INTERROMANCE …” .

El valencià.

Son tantas las cosas con la que discrepo que procuraré ser breve para no aburrir. Mucho se ha hablado de la “raça” o “rassa” que aparece en los textos valencianos y catalanes. También se ha hecho referencia al término “hispánica”. Se ha hablado de Ausiàs March y de una multitud de lenguas. Una por Estado e incluso “variedades” por isla. Solo faltaba que se hubieran inventado “lenguas” por provincia, comarca y municipio: lengua alicantina, lengua castellonense, lengua leridana, lengua torrentina… No, señores. Seamos serios. Solo hay una lengua catalana que engloba todas esas supuestas lenguas. ¿Por qué no hacen lo mismo con el castellano? Lengua manchega, lengua andaluza, lengua canaria, lengua argentina…

Una cosa es una lengua y otras sus variantes. Es cierto que en la Edad Media se usa el término de “lengua valenciana” o “valenciana prosa” por la sencilla razón de que existe una tendencia a poner el nombre del territorio a la lengua que se habla. Además, durante el final del XIV y el XV, el dominio de Barcelona decae, debido a la paste negra, y se produce el esplendor de la ciudad de València, capital (cap i casal) del Reino de València.

Me gustaría haber leído que el padre y el tío de Ausiàs March eran poetas catalanes nacidos en Catalunya i que -lógicamente – el nacido en tierras valencianas, Ausiàs, hablaba la misma lengua, el catalán, guste o no.

Termino. Hay una palabra que aparece en la Crònica de Ramon Mutaner, siglo XIV, es “nació” y no se refiere a España ni a nada “hispánico” en absoluto. Literalmente es la expresión “Cavaller valencià de nació catalana”, no creo necesario traducirla. Está todo muy claro. Este señor, que hablaba la lengua que aprendió de sus padres en Peralada, cerca de Girona, fue “ciutadà ” tanto de València como de Mallorca, ja que residió en Xirivella -cerca de València, donde escribió su Crònica- y en Ibiza, perteneciente al Reino de Mallorca. Si alguien me quiera hacer creer que hablaba: gerundense, valenciano-chirivellense y mallorquín-ibicenco no lo va a conseguir ya que los que conocemos su obra, la de March, Llull y tantos otros sabemos que hay una sola lengua que científicamente se llama catalana. No hace falta ser filólogo; es de sentido común. Explíquenme por favor ustedes cómo es posible que yo pueda hablar con personas de todos esos territorios y nos entendamos perfectamente. Lo mismo sucede con el castellano. En esta lengua las diferencias locales son mucho mayores por motivos geográficos y demográficos. Aunque hubo intentos secesionistas en Argentina y México por “inventarse” una lengua argentina y mejicana, finalmente se impuso la verdad. Hablan – con sus características específicas – castellano o español, muchas veces llamado español-latino para diferenciarlo del español de España. En València se habla como el Lleida y Tortosa. Es un hecho indudable. Para no herir susceptibilidades, yo abogo por el término catalán-valenciano, sin que ello suponga secesionismo o dependencia. Habitualmente, utilizo el término “valenciano” porque tiene su tradición, me gusta y me identifico con él. De ahí a asegurar en contra de la Filología que existe una “lengua valenciana” independiente de catalán hay un abismo. Curiosamente, quienes abogan por el secesionismo lingüístico, lo hacen en castellano. Todos sabemos por qué.

Saludos

Regí.

PD. En términos de dialectología podemos hablar del sevillano o del cordobés. Nadie se atrevería hablar de ninguna otra lengua que de castellano o español. No existe la lengua andaluza.

 

Enviado el 06/04/2015 a las 3:00 pm | En respuesta a rexval :

Le remito a las razones aportadas en http://jgsentandreu.blogspot.com.es, en demostración de la identidad valenciana de la lengua valenciana. En cuanto a la anterior al catalán y no catalana lengua balear le remito a Noltros.com, do hallará historia y documentación probatoria de la tésis verdadera y contraria a la de Vd. y los catalanufos. Por su puesto es muy dueño de no estar de acuerdo conmigo en mi opinión particular, pero eso no es lo que importa, sino que confute Vd. científicamente los argumentos expuestos en dichas páginas y/o sus fundamentos documentales.
Por cuanto respecta al que llama castellano, no hay tal, sino una lengua denominada Español, creada por hablantes de todas las regiones de España, incluida Cataluña y Vasconia. Ni es correcto lamarla castellano, por su orígen, porque se originó en Asturias, con inflencias del Íbero, es decir, del vascuence (Cf. toponimicos prebéticos en lengua Íbera, en ellos idéntica al vasco). Y hay hablas que, cuando llegan a ser muy diferentes, llámanse dialectos, como algunas, restringidas a determinados grupos, llegan a ser jergas, y de éstas hay muchas en hispanoamérica entre el bajo vulgo.
Attmte. C.B.

Como le dije antes, a mí me interesa la verdad científica. En este caso son los filólogos quienes tienen la palabra. Sobre “castellano” y “español” me ha llamado mucho la atención su comentario ya que es nototio y público que se usan como sinónimos en España y Ameriaca, incluso en inglés. Castilian, Spanish. Le remito al DRAE: Especialmente al punto 4. En mi tierra siempre decimos castellano, como la mayoría de la gente. Solo decimos “español” cuandoi estamos hablando de lenguas extranjeras como el francés o el español. Eso dice la Real Academia:

castellano, na.

(Del lat. Castellānus).

1. adj. Natural de Castilla. U. t. c. s.

2. adj. Perteneciente o relativo a esta región de España.

3. adj. Dicho de una gallina: De cierta variedad negra muy ponedora.

4. m. Lengua española, especialmente cuando se quiere introducir una distinción respecto a otras lenguas habladas también como propias en España.

5. m. Dialecto románico nacido en Castilla la Vieja, del que tuvo su origen la lengua española.

6. m. Variedad de la lengua española hablada modernamente en Castilla la Vieja.

7. m. Señor de un castillo.

8. m. Alcaide o gobernador de un castillo.

9. m. lanza (‖ hombre de armas provisto de dos cabalgaduras).

10. m. Cierta moneda de oro castellana de la Edad Media.

11. m. Cincuentava parte del marco oro, equivalente a ocho tomines o a unos 46 dg.

12. m. coloq. Ál. Viento sur.

13. f. Señora de un castillo.

14. f. Mujer del castellano (‖ señor de un castillo).

15. f. Copla de cuatro versos de romance octosílabo.

castellana de oro.

1. f. castellano (‖ moneda de oro de la Edad Media).

□ V.

horno castellano

lanza castellana

mulo castellano

paso castellano

rosal castellano

verso de arte mayor castellano

 

  1. rexval dijo:

    Como usted comprenderá, no me apetece leerlo todo lo anterior. Con el principio ya he tenido bastante. Soy filólogo y he leído a una buena parte de los arriba citados. Puedo asegurarle porque conozco sus libros muy bien, que si Carles Salvador i Gimeno se viera incluidos en esa lista y en esos término se revolvería en su tumba. Yo aprendí valenciano con su famosa “Gramàtica Valenciana”, que data de la época en que Lo Rat Penat no era secessionista. Incluirlo demuestrappura ignoracia, una ignorancia tan supina del que no tiene ni idea. Informo. Carles Salvador fue el introducctor y el propagandista de la normativa fabriana en el teriotorio valenciano. Es un hecho perfectamente demostrable. Como también que no hay ningún escritor valenciano que use normas diferentes a las del 32 en Castellón, firmadas por todos los escritores del momento. Carles Salvador, mi maestro, fue colaborador de l’Institut d’Estudis Catalans y miembro de la Comissió Patrocinadora per a l’edició del Diccionari Català-Valencià-Balear, d’Alcover-Moll.

    Estas tonterías las escriben los que quieren que desaparezca el valenciano, por eso siempre usan el castellano.

    Como en el caso del negacionismo del Holocausto, yo me remito a la ciencia, y la ciencia que trata de esto es la Filología. Y no hay más que decir. Cualquier estudiante del mundo de Filología Románica sabe que una de las lenguas romances es el catalán y que nunca existió la lengua lemosina – se trat de un error – ya que el lemosín es el dialecto occitano que se habla en la zona de Limoges, en la actual Francia.

    Lo que no entiendo es por qué no hacen lo mismo con el castellano. hay muchas “lenguas” a considerar, tantas como dialectos. Y casos “curiosos”. El Cantar de Mío Cid está escrito en aragonés y Berceo – que sabía euskera – escribía en riojano, variedad del navarro-aragonés. Y no lo digo yo, sino los especialistas, como el profesor Ubieto que acusa a Menéndez Pidal y otros castellanistas de ocultaciones y falsificaciones para que parezca castellano. Eso sí, la corriente castellano-españolista corrió mucho a catalogarlas como “castellano” y los más osados como “español”. Durante siglos, Castilla estuvo a caballo entre Navarra, Aragón y León siendo vasalla de todos ellos hasta su independencia.

     

Mire, la cuestión de si el valenciano es o no una lengua no es cuestión filológica, sino de linguística. La filología, como filosofía, puede establecer criterios de “Causa Ejemplar”, a estilo platónico, sobre cuál es la esencia de una lengua, cuál es la definición de lengua y la de dialecto, y en qué se distinguen, … etc.. No me importa que el valenciano sea una variante de una esencia filológica denominada, y antes establecida, catalán, o que sea una lengua DIRECTAMENTE derivada del latín, con la que coincida “esencialmente” otro habla llamado catalán, o hablada en Cataluña. Un paréntesis: Deje, por favor, de censurar que escribamos en español quienes hablemos de lenguas españolas distintas al español. Carece de motivación política el hecho para los que entendemos muchas lenguas romances (entre ellas el catalán) pero no lo leemos y practicamos tan a menudo que seamos capaces de escribir dignamente en él. Yo escribo en español, alemán, italiano, francés, latín, y no escribo en catalán por la razón susodicha; además cada cuál que escriba en la lengua que domine y que le de la gana.
Me habla Vd. del español. Le digo lo mismo, El español es una esencia filológica creada y establecida en España. Y lo que dijo Vd. del andaluz, comparandolo con el “castellano” y afirmando que igual ocurre con el catalán y el menorquín (por ejemplo), no es exacto. Ejemplo: la palabra “nosotros” es la misma desde el peñón de Gibraltar hasta el cabo de Finisterre. Nosaltres no tiene nada que ver con Noltros, linguísticamente distintos, con procesos linguísticos derivativos distintos DIRECTAMENTE del Latín. Entre Andalucía y Castilla sólo hay diferentes pronunciaciones, no ocurre lo mismo con su familia “catalana”. En ninguna parte de España se habla un español con tipos propios exclusivos gramaticales como el dual en parte de las Baleares, inexistente en Catalán. Pero bueno, trasladaré la discusión a Noltros, a ver qué nos dicen, si no le importa.
C.B.

rexval dijo:

Tanto la Filología como la Lingüística – tengo titulación también de esta rama – están de acuerdo en que el valñenciano es una variedad de la lengua catalana. No comprendo su obstinación, aunque es libre de pensar lo que quierea. Hablar de lengua valenciana es como hablar de lengua extremeña: un absurdo. Dice usted que el valenciano deriva DIRECTAMENTE del latín, lo que la historia niega entre otras ramas del saber. El valenciano es el resultado de la expansión del catalán hacia el sur, que en este sentido se hizao la reconquista y la Repoblación. Es un fenómenos similar alandalúz. Antes de Jaume I los habitantes del futuro reino de València hablaban un árabe dialectal. No hubo presencia mozárabe de importancia por motivos históticos. Alfonso el Batallador de Aragón realizó una expedicieón por el este peninsular para liberra mozárabes. Con él se fueron hacia el norte. Lo mismo sucedió cuando Doña Jimena volvió a Castilla. Al llegar el rey fundador que es Jaume I – aquí el Cid tan solo estuvo unos pocos años y no quedó nada tras la ida de su esposa – necesitaba utilizar traductores, llamados “torsimanys” para entenderse con los llamados “moros o “sarraïns” (sarracenos). No se hablaba ningun romance. Esmás cuando en el siglo XIV Muntaner escribe su Crònica y se refiere a las conquistas de Jaume II del reino moro de Murcua, que incluía buena parte de la actual privíncia de Alicante- escribió refiriendose a Alicante, Crevivente, Murcia, Cartagena.. “són vers catalans e parlen del bell catalanesc del món”. De hecho, hoy día en la huerta de Murcia se habla panocho, una habla característica en la que abundan los catalanismos. Eso es así. Para su información le añado que un siglo antes de Jaume I, el XII, se produjo el Siglo de Oro de la literatura andalusí y que buena parte de los poetas eran de Xarquia, es decir, de la zona este, de valència , com Al-Russafí, Aben-Al-Abbar y otros, de Valencia, Ruzafa, etc. Escribían en áraba.

Saludos.

Se me olvidaba: la palabra “nosaltres” és la que tiene más variedades de toda la lengua. Mosatros, nosatros, moatroa, musatros, nosatres, natros, noltros… y un montón más. No depende de la comunidad autóctona exclusivamete, sino que en un mismo lugar hay varienetes diferentes. En la huerta de València hay dos: mosatros y nosatros, pero la palabra estandard es “nosaltes”, que esla que usaban los clásicos.

Sobre las Baleares. Primero hay que distinguir las Baleares de las Pitiusas. No hay uniformidad entre las islas. Con diferencias, es típico la ausencia de morfemas verbales en muchos casos así como el artícilo “salat”, es decir, S en lugar de L. Sa casa = la casa. este fenómenos se da también en determinadas zonas de la Costa Brava, de donde se trasplantó a Les Illes.

Tengo amigos en Mallorca e Ibiza y no tenemos problema de mutua comprensión. También he estado en Menorca y Formentera. Hablamos todos la misma lengua. La verda es que me parece esta discusión tan absurda como si en el caso del castellano discutiéramos si en Sevilla hablaran una lengua distinta de Valladolid. Hay diferencias dialectales, pero no deja de ser la misma lengua. Si seguimos esta dimámica, acabaremos diciendo que en Alicante se labla lengua alivantina porque el valenciano de allí tiene sus propias características. En Gandia también las tienen, pero a nadie se le ocurre hablar de lengua gandiense.

Si pretende usted que el valenciano deriva directamete del latín y el “baleárico” también ¿cómo es que este fenómenos no se da más hacia el oeste? Deriva el manchego derectamente del latín? Evidentemente no. Solo derivan del latín las lenguas del norte: galaico-portugués, astur-leonés, castellano, navarro-aragonés y catalán. Las del sur, todas las del sur, derivan de las del norte. Pura Reconquista y Repoblación, que se hizo de norte a sur.

Saludos de nuevo.

PS. No es bueno mezclar política con ciencia. Yo que yo mantengo está en cualquier libro de texto.

PS. Disculpe, sobre el “nosotros ” en castellano hay también variededes: “nosotro” “nozotro”, “nozotros”, “nosotros”. Eso sí, en catalán hay muchas más, pero en los tres territorios. Esto no es extraño, en inglés sucede esto mismo con todo el vocabulario, incluso en Manchester hablan diferente de Londre, y no digamos en New York. La fonética inglesa es muy rica y variada.

Disculpe lo que llama “mi obstinación”. He querido desplazar la discusión a otro “foro”. Pero gracias por ilustrame sobre cuántas variantes hay de una lengua artificial académica, como si todos esos sinónimos se hablasen en una determinada y linguísticamente homogénea población. El “standart” “clásico” no es “natural”, no es lengua de “el pueblo”, sino invención de literatos y de algunos académicos de alguna academia. La forma más próxima al latín no es “nosaltes”, cursilada, sino “nosaltres” (del latín “nos alteros”, tomándose el acusativo plural, para la formación del plural romance). Las lenguas tienen su esencia y su existencia, y no pueden mezclarse churras con merinas. Estamos hablando de qué son y cómo son y de donde vienen lenguas que Vd. afirma variantes del catalán, no hablamos del “vallisoletano” y Dios sabe qué más.
Creía que se lo había dejado claro, pero no es así. Me explicaré más, usando ejemplos prácticos, para no enredarnos en embrollos catalanistas, y conste que me encanta el catalán y retengo “La Atlántida” de Mosén Xintu la más grandiosa obra poética española HEROICA, mitosófica, sapiencial, ensalzadora de Hércules, Hispania y las Hespérides (jardín ubicado en nuestro Sur) que se ha escrito después de Homero:
El latín se extendió por Hispania, la Galia, la Itálica, etc., y en cada una de esas zonas el latín fue cambiando, involucionando, o evolucionando (según se mire, o según qué estructuras se consideren). Pero ese latín no se elaboró y mudó igualmente en Hispania, que en Toscana, que en Rumanía, que en Grisones. Resultaron un romanico variado o diversos “ultrabajolatines” muy semejantes entre sí, de modo que un castellano podía entender, sin estudiarlo, casi todo el lusitano, casi todo el toscano, casi todo el galaico. Puede un filólogo afirmar que hubo una sola lengua, el latín, y que dichos ultrabajolatines son variantes “evolutivas” (o involutivas, o a medias) de una misma lengua : el latín vivo, que no se hablaba igual en el siglo I, que en el XII, o el XIII.  Otro filólogo puede considerarlos dialectos del latín. Su colega anterior, que dice que lo que otro llama dialectos del latín, él los va a llamar una sola lengua, “evolucionada, …”, con distintas variantes, coleccionará, por ejemplo, los términos “nosotros”, “nos”, “noi”, “nous”, nosaltres, noltros, etc. y dirá que son vocablos de una misma lengua en sus distintas variantes, o que son distintas maneras, en una misma lengua, de expresar el concepto “Nosotros”. Y viene otro filólogo y dice que no son dialectos, sino lenguas, directamente venidas del latín ultrabajo. Y otro repondrá que no, que son lenguas provenientes del limosín, lengua intermedia entre el Románico y las distintas lenguas que se deriban del limosín. Vendrá otro que dirá lo mismo, salvo que considerará dialectos respecto del limosín, al valenciano, al Balear (o los baleares) y al catalán ( o catalanes : de Lérida, Barcelona, etc.). Habrá filólogo que dirá que una lengua no es tal, sino un habla, si proviene, no del latín, sino de un idioma intermedio, muerto, o vivo, proveniente del latín, en cuyo caso sería dialecto de dicho idioma. Y habrá filólogo que afirme que dicha lengua intermedia es la nueva lengua, distinta del latín, nueva lengua que se variará en modalidades locales, o en dialectos distintos pero que no cancelan la aludida nueva lengua a que pertenezcan dichas modalidades. Lo que no tiene derecho a hacer nadie, es a engañar, a negar la verdad de los hechos históricos y a negar las realidades : No tiene derecho a decir que no ha existido una lengua intermedia (p.ej. el románico, o los ramanes, o el limosín, nombre que le dan a su lengua infinidad de hablantes de ella y de escritores en ella, durante siglos), ni que tal lengua ha de ser considerada científicamente y denominarse con el nombre de uno (¿La variante catalán?) de los dialectos (o hablas) dervivados de ella. Item más quienes afirman la existencia de lo que consideran dialectos podrán decir que la lengua materna de las poblaciones que tienen dichos dialectos es otra, distinta a la que hablan, o sea una que es la viva de la que provienen dichas hablas a las que no se considera lenguas, o idiomas, sino dialectos. Y unos señores filólogos se ponen manos a la obra y arrejuntan esos “dialectos” (?) para construir una lengua formada por las palabras de éstos últimos, y para construir una “lengua normativa”, lengua artificial, literaria de literatos y determinados “filólogos creadores”, e impondrán ese lenguaje como el clásico de una lengua sola. Todo eso pueden hacerlo los filólogos filósofos, o, más bien, políticos, o más bien inventores de una lengua, una literatura y, de paso, una cultura prototípica para la “uniformidad linguística” de “el idioma” que políticamente querrán imponer a todos los pueblos de respectivas hablas semejantes, incluso a aquellos que no hablan dicho idioma uniforme, o clásico, o normativo, o inventado, o artificial, o no “natural”, de modo que los pedantes “artificieros” déspotas querrán enseñar, ese bodrio, en las escuelas de quienes ¡”Oh incultura! ¡Quieren que en sus escuelas se enseñe, como propia, sólo su respectiva lengua HABLADA POR EL PUEBLO, es decir, su respectivo – según los superfilólogos – “dialecto”. Que los criterios para tales conclusiones no son lingüísticos, no son científicos, sino filológicos filosóficos y políticos es, para mí, obvio.

Seguiremos con este asunto, pero permítame que no pueda yo hacerlo ahora, enfrascado en otros temas. Ya le he dicho que tiene Vd. todo el derecho a fijar sus criterios “platónicos” y no platónicos filológicos, y que me da igual que haya uno o varios idiomas catalanes. Si le conforta, entonces tendríamos que “Rassa” racial es por primera vez documentada : “valenciano”, …¡ Ah, perdón : Multicatalán; Vaya, tampoco, … : Catatán!.
Atmte.
C.B.

A LA POSTDATA :  Hay pronunciaciones dialectales, algunas regionales, otras comarcales o provinciales, las cuáles, de por sí no son causa suficiente para la constitución de una lengua distinta a la que se pronuncie diversamente. En Sevilla, por ejemplo hay seseo, y en pueblos de su comarca o provincia, sólo algunos, hay ceceo [ ” Los gitanos tenían como rasgo peculiar el ceceo: ya lo registra Gil Vicente y, en 1540, el historiador y gramático portugués Joâo de Barros se refiere una vez a “o çeçear çigano de Sevilla”. Los moriscos granadinos, que no acertaban a reproducir exactamente la s castellana, adoptaron también el ceceo, al igual que la población cristiana.  … ” , Justo Fdez. López,  “Ceceo y seeseo, …”,   http://www.hispanoteca.eu/gram%C3%A1ticas/Gram%C3%A1tica%20espa%C3%B1ola/Ceceo-Seseo.htm ] . Ceceo y seseo son fenómenos de pronunciación surgidos en el siglo XVI sobre una lengua en esto uniformemente pronunciada, si bien que se trate de una lengua o de varias depende de la definición que se haga de la esencia de una lengua. Si a su esencia se establece (académica, o ideológicamente) que una pronunciación (hasta un cierto punto)  y no otra constituya una lengua, otra pronunciación tendría que ser de otra lengua. Con el limosín, no con el catalán, sino con el limosín, ha pasado como con el español, pero con diferenciaciones más notables, y los distintos catalanes (de Barcelona, Lérida, y lugarcillos) y el pluribalear y el Valenciano actuales son variantes del limosín, a menos que tales variantes sean consideradas suficientes para identificar respectivas lenguas. El criterio será siempre artificial, académico, racional pero no obligado, es decir, es, de suyo, optativo.

rexval dijo:

Me dejaba en el tintero un dato muy importante y con esto doy el tema por cerrado al menos en lo que a mí respecta. La unidad de la lengua catalana es y ha sido tal que hay libros que no se sabe dónde fueron escritos. Ejemplo. En el XV además del “Tirant lo Blanch” – que yo he leído a diferencia de otros mucho – se escribió otra novela de gran importancia, “Curial e Güelfa”, de la misma época. Pues bien, los expertos no son capaces de decir si fue escrita en valència, Barcelona o Mallorca. Esto es dibido a la uniformidad del catalán en el XV sin diferencias dialectales que indiquen su procedencia. Si fuer cierta la multiplicidad de lenguas, se sabría claramente de dónde es. No es el caso.

  • Que yo entienda el portugués, más bien si escrito, y que entendiera casi todo el italiano que se hablaba en la Roma a que fui de joven, y ello sin haberlo estudiado, la “uniformidad” relativa de diversas lenguas y que se entiendan recíprocamente sus habladores no significa que no sean idiomas distintos, coincidentes, a veces casi íntegramente, pero no idénticos, ni en formación, ni en identidad histórica. ¿Que la casi identidad y el orígen común de dos lenguas son criterio para Vd. suficientes para calificarlas de idénticas? Vale, es Vd. filólogo, puede Vd. hacerlo, es una filosofía y criterio legítimos de racionalización, de conceptualización y denominación. Pero además de la Filología están la lingüistica como ciencia y la historia política y cultural de los pueblos. Habrá quien las tenga en cuenta, de manera diferente a la de Vd., y, con criterios más complejos, llegue a otras conclusiones.
    Atmte.
    C.B

    rexval dijo:

    Todas las lenguas tienen variantes. Todas. No hay ninguna que se hable exactamente igual en todo el territorio. Eso no quiere decir que sean lenguas distintas. Hablando del italiano, el dialecto siciliano es muy distinto del piamonté. No por ello, deja de ser la misma lengua. Con el español pasa lo mismo y con todas las lenguas. En Viena se habla de manera distinta de Berlín, pero a nadie se le ocurre inventarse la existencia de una “lengua austriaca”

    Saludos.

    El sicilano y el piamontés son profunda y vastamente tan distintos que ni un toscano es capaz de entender una de esas LENGUAS DIRECTA Y RECIPROCOINDEPENDIENTEMENTE DERIVADAS DEL ROMANCE (o Román, o románico) y DEL LATIN, ni un piamontés entiende casi nada del sardo, o del napolitano. El sardo es tan incomprensible para un toscano, como para éste lo es el alemán. Es la primera vez que oigo que el piamontés es la misma lengua que el sicialiano, o que ambas son italiano. EL ITALIANO ES UN CONCEPTO POLITICO y, desde el siglo XIX, especialmente impulsado por la Masonería, TAMBIEN,la moderna, RECIENTEMENTE UNA LENGUA ELABORADA POR TODOS LOS ITALIANOS, pero casi en su totalidad TODAVIA SIMPLE Y LLANAMENTE TOSCANO.
    C.B.
    P.D. Acabo de corregir mi última respuesta, la de los KZ. Véala de nuevo, por favor, si gusta.

    rexval dijo:

    No he dicho nada distinto a lo que usted dice. En Italia o Alemania no pasó como en España donde los dialectos del sur proceden de los del norte. En el caso italiano, p.e., proceden directamente del latín. La lengua estandar se hizo a partir del toscano florentino y se fue aprendiendo poco a poco con las escuelas y luego TV, etc. Eso no significa que antes no existiera una conciencia de la italianidad y que tos se sintieran herederos de Dante Alighieri, Francesco Petrarca y Giovanni Boccaccio,

    Además, existen una características comunes a todos los dialectos:
    1- Siete vocales, como en el valenciano.
    2-Los plurales no se hacen añadiendo S como sucede en la Romania Occidental, sino mediante cambio de vocal: libro -libri, scala-scale.

    Estas características las comparte el rumano y la compartía el dálmata, lengua extinta hace pocas décadas y que se hablaba en la costa croata.

    Los doalectos se dan a nivel local y regional, pero nadie niega que su lengua sea el italiano. Lo mismo sucede en el ámbito germánico y en la antigua Grecia y su koiné. El caso español es totalmente distinto . Por eso tanto el castellano como el catalán están mucho más unidos los dialectos que en estas lenguas.

    Con el inglés ya le dije que las diferencias son siderales incluso dentro de Inglaterra. En las afueras de Londres en lugar de decir /a/ table, dicen /ei/ table. En Mancherter “see you later” pronuncian /lata/ en lugar de /leita/, los americanos dicen /lira/ a letter mientras en Londres pronuncian /leta/

    Estimado Señor:
    Nada me molesta más que contradecirle; pero he menester aclarar, por amor a la verdad, que en Italia, donde he vivido 5 años y medio, las cosas no fueron exactamente como Vd. dice, y tampoco ahora. Que los itálicos se hayan sentido herederos de Dante y Petrarca, es cierto, pero no tanto porque escribiesen en toscano, sino porque su lengua era una (el toscano) de las habladas en su península, porque era un patrimonio artístico de itálicos, pero de italianidad nada en la mayoría del pueblo. Salvo casos excepcionales como el del antiespañol Manzoni, la gran mayoría no quería una Italia unida, y la unificación desatrosa política de Italia, llevada a cabo por los masones piamonteses y a sangre y fuego literalmente despertó una fortísima reacción de estupor e indignación no sólo en la gran mayoría del pueblo itálico, CATOLICO, sino también en toda la Iglesia Católica de clérigos y laicos, por la caída del Reyno tradicionalista católico de Nápoles y, sobre todo, por la invasión y robo de los Estados Pontificios, ni más ni menos que durante la celebración del Concilio Ecuménico Vaticano I. Pero ha habido una fuerte “Lega del Nord” y, aunque muy remitida, la población norteña sigue espiritual, psicológica, sociológica e ideológicamente muy distante de la del Sur, mucho más que en España, y muchos añoran sus antiguos Reynos y estados soberanos dentro de la Península.
    En el ámbito germánico, especialmente en la Suiza germana, Tyrol y Baviera (especialmente la rural y la no tan rural) sus habitantes habladores de alemán no Hochdeutsch de ningún modo piensan que su lengua propia o más propia sea el Altoalemán. Y no digamos los que hablan Plattdeutsch, o los que hablan el “alemán” o germano niederlandés u holandes, o flamenco.
    Respecto del inglés nada puedo objetarle, menos mal.
    Atmte. SSS
    C.B.

     

    ricardodeperea dijo:

    • Lo único que no es lícito, en materia científica, política y de confianza, es mentir, negar la verdad obviada. Es falso que en cualquier Universidad del mundo se niegue la existencia del limosin y se afirme que el Valenciano, etc. son el catalán, menos aún el barcelonetero llamado normativo, politicucha “pisonadora” con la que se pretende aplastar a lenguas hermanas, literarias, seculares, que como la valenciana tiene su ACADEMIA DE LA LENGUA muchos siglos antes de que a muy respetables catalanes catalanistas, y soy catalanista, y a oportunistas catalanes malos, embaucadores intencionales, traidores a la Patria, independentistas provincianistas que persiguen la disgregación y destrucción de España se les ocurriera, no antes de pleno siglo XX, fundar la suya.
      Hay reales Academias en Valencia y hay allí Universidad, y en Baleares; por supuesto que si envenenados y envenenadores catalanufos políticamente prebendados de profesorados universitarios se adueñan de las cátedras, y si el veneno se extiende a través de las para mondarse de risa “embajadas” de Cataluña en el extrangero, con millones gastados en mantener opíparamente a siervos de “sí buana”, en estos años de hambre en España, no me extraña que la peste se enseñoree del campo. Hace pocos siglos “todo el mundo” creía que la Tierra era plana, y ese “todo el mundo” y los tópicos pseudodemocratistas y muchos de la propaganda judía sionista protocolosiana son los ARGUMENTOS ABSOLUTOS, DEFINITIVOS, IRREFUTABLES, que Vd. afirma categóricamente científicos. Lo que Vd. llama ciencia para mí es anticiencia, vaciedad y falsedad. Lo siento.
      Dios le guarde.
      Atmte. SSS.
      R. de Perea, Pbrº. cl.conq. .

      rexval dijo:

      Está claro que el Papa estaba en contra de la unificación italiana, sobre todo, porque buena parte de del centro de la pensísula constituía los Estados Vaticanos , basada, como usted seguro que sabe , en una falsificación papal, la llamada “Constantini Donatio”, falsificación, como digo, que pretendía legitimar la posesión de esas tierras. Los italianos se sienten así siglos antes de la unificación. Las palagras “Italia”, “italiano” son muy anteriores, como sucede en el caso español, con las palabras correspondientes. En época de Mozart, siglo XVIII, ya habla en la corte de los “italianos” para referirse a los músicos transalpinos que trabajaban allí. Hasta el valenciano Vicent Martín i Soler, conocido allí como Vicenzo Martini, pasaba por italiano. En cuanto a la unificación, era un sentimiento popular, hay pruebas de ello. En la Scala de Milán, las óperas de Verdi, en especial Nabucco, eran auténticos recitales nacionalistas italianos. Por el sur tenemos a Garibaldi y sus camisas rojas que en breve tiempo conquistó media Italia porque contaba con el apoyo de la población. La unificación italiana se hizo con mucho más apoyo popular que la francesa y con apoyo de Francia a diferencia del caso prusiano en que hubo guerra contra el país galo. Los italianos se sentían así por su lengua y cultura, lo mismo que los alemanes. Esto es un hecho. En ambos casos debieron crear un modelo de lengua estandard para entenderse debido a que los dialectos eran muy diferentes por provenir directamente del antiguo teutón o del latín. Esto no sucede con el castellano o el catalán donde los dialectos del sur proceden de los del norte y hay, por tanto, mayor unidad.

      Saludos.

      PD. En la actualidad hay en el norte de Italia, la supuesta Padania, un partido de extrema derecha que reclama la independencia del norte por motivos puramente económicos. El Mezzojorno es pobre, como es sabido.

      En falsificación de la Historia la masonería y sus Revoluciones luego institucionalizadas y estatalizadas se llevan de largo la palma. La “Donatio Constantini” no es la principal razón de la legitimidad de la soberanía papal sobre sus territorios históricos, sino la conquista de éstos por parte del godo Rey franco Pipino el Breve(padre de Carlomagno).
      Para que no apareciera ese país cual feudo del Sacro Romano Imperio, especialmente en tiempos de las “guerras” de “investiduras”, durante las cuáles dicho imperio estuvo en poder de emperadores germanos de mente y partido gibelinos, se esgrimió dicha falsificación, con la finalidad de que los emperadores no exigiesen al Papa vasallaje. Eso no significa que el Papado estuviese contra la unificación del pueblo itálico, y algunos Pontífices como Julio II trabajaron diplomática y militarmente mucho para librar de los planes hegemónicos franceses a los pueblos de la Península, que pueden ser conceptuados, en su conjunto, como un pueblo, pero que no son, ni ha sido nunca, lingüística, cultural, sociológicamente un pueblo uno, y cuya definición, puramente conceptual y abstracta, toma la circunscripción geográfica peninsular itálica como delimitación de dicho pueblo, para conferir a éste notas que artificiosopolíticamente se pretende esenciales para la identidad común sociológica y cultural del así concebido UNO pueblo. La palabra Italia, antes de la unificación política garibaldina sediciosa, bélica, cruenta y desatrosa para el entonces rico Sur de la península, y para la mejor educación humana, católica y pacífica de los itálicos, tenía, para casi todos los itálicos así como para los españoles y el Reyno de España con territiorio nacional también en la Italia meramente geográfica un significado geográfico y demográfico, ni nacional, ni político italianounitario. Lo mismo sucedía con la palabra italiano.
      En España empero hubo un Reyno, el visigodo, casi aniquilado por la confabulación de judaistas y witizanos, resultando los judíos, según el último Concilio Toledano documentado, ya antes conspiradores en alianza con sarracenos. El Arzobispo de Sevilla y hermano de Witiza, Don Opas, uno de los Generales militares sediciosos del grupo de dicho clérigo y especialmente uno de los dos hijos del disoluto Witiza, según interpretación razonable de las crónicas españolas y las árabes, las cuáles otorgan una mediana certeza moral histórica, traicionaron a S.M. el Rey Roderich, en plena batalla en campos jerezanos de la antigua Asidonia (llámase también batalla del Guadalete, o Barbate, o la Laguna de la Janda, según las demás interpretaciones de historiadores españoles). Los hechos de la batalla, la traición y cuanto expongo a continuación, a propósito de las postrimerías de nuestro Rey Rodrik me consta sobre el fundamento de fuentes secretas, llegádasme del mismo modo. Invadida por la peste mahometana (a la sazón mucho más tolerante, en cuanto a libertad religiosa privada para los católicos sometidos y los judíos) la Hispania Reyno visigodo, que incluía la Lusitania, y una vez refugiados en Asturias los cristianos beligerantes, El Rey Don Pelayo, conservando en la majestuosa verde y sublime Covadonga ese terruño de Reyno cristiano, lo erigió lugar de inspiración y partida del Movimiento de la Reconquista, y juró que ellos y sus descendientes, los españoles del Norte no musulmán, reconquistarían cuanto del Reyno visigodo y también de Romana tradición había sido arrebatado por la furia guerrera sarracena. El Rey Don Pelayo asumía la misión que S.M. Católica Roderik instauró instantes antes de morir, malherido no en la batalla, sino en su retirada y huida de perseguidores moros, durante la cuál algunos witizanos infiltrados en la escolta regia revolviéronse a matar al monarca, resultando los traidores sinembargo muertos por los leales, no antes de que alguno de los malvados lograra herir de muerte al Rey, el cuál, con su séquito, constituido por sabios y guerreros, escondiéronse en un subterráneo bético, do estaban ocultas tumbas de reyes visigodos. La muerte tomóse allí al monarca; él y su caballo losino Oriela yacen de cuerpo presente en su cripta o nave propia de la augusta Caverna. El noble cadáver del corcel, bello y amado, yace a los pies de su amigo y Señor, de nívea piel, ojos de Cielo y cabellos de oro y sol, bajo la corona que realza la frente del nobilísimo cuerpo amortajado con atuendo de Rey, flanqueado por esqueletos ataviadas, uno a cada lado del Cadáver central. En la misteriosa y encantada caverna – llamada de Hércules por el adyacente a la nave funeraria gigantesco busto marmóreo con la inscripción “altius, citius, fortius” – lanzó el vencido Monarca su desafío de Reconquista, siendo él católico y clasicista de las tradiciones secretas místicas Romana y Goda. Así actuó noblemente contra el partido witizano, partidario de la libertad religiosa privada y la vida muelle, muy gratas a los modernos anticlasicistas y anticatólicotradicionalistas. Estos datos salen a la luz por primera vez. Mis fuentes son directas, pero no puedo, por razones que tampoco puedo dar, revelarlas; de modo que cada cuál opine como su instinto espiritual le aconseje.
      . No es de extrañar que en la España de la Reconquista hubiera no pocos cristianos que ansiaban la reunificación del Reyno, y que los Reyes Católicos fueran conscientes de la misión sagrada que cumplían cuando reintegraron a España con la reconquista de Granada. Al corriente de esa secreta tradición estuvo S.M. Carlos VI de Borbón (primer Rey Carlista). Nada que ver con la Historia de Italia. En ésta : Nada de sentimiento popular o del pueblo en masa, sino de una parte del pueblo, la influida por la Masonería y su jefatura oculta sionista protocolosiana. Era el sentimiento de los liberales, fuertes en Piamonte, con ayuda de la Francmasonería francesa entonces en el Poder en Francia. ¿Sentimiento de unificación en el Reyno de Nápoles, por ejemplo? ¿Sentimiento de los Napolitanos, o de todo o casi todo el pueblo itálico? ¿Por qué hubo entonces una guerra civil en Italia? ¿Contra unos pocos? ¿O contra el pueblo o mucho pueblo? ¿No eran pueblo quienes eran agredidos sanguinariamente por el subpuerco masón Garibaldi, el de las orejas cortadas?. Claro que el mal padre, feo barbudo casienano concubinario, Verdi emocionaba a los suyos, liberales, con su Nabuco y sus óperas de macabros guiones, gracias a Dios censurados (las versiones musicales de los libretos censurados son mejores, más elaboradas, amplias y completas que las originales, ejecutadas en grabaciones discográficas recientes).
      Con qué ligereza dice Vd. “los italianos”, diga “muchos italianos”, y no tántos como Vd. se imagina, pues los guerracivilistas, los bandidos injustos agresores, los que hicieron la guerra a legítimos reynos y paises ITALIANOS, hubieron menester, para ganar en sus racias e invasión, los contingentes militares y la ayuda financiera de la podre masónica y política francesa. Incluso actualmente el sentimiento “italiano” es mucho más débil de lo que Vd. supone. Oigame, he vivido en Italia cinco años y medio, hablo italiano casi como español, creo que puedo saber de qué hablo ¿No le parece?. Piense Vd. lo que quiera, de todas formas ya lo hace, es un puro característico ejemplo de depósito de tópicos de una barata y falsificadora propaganda, la de la pseudohistoria guiada por la distorsionada visión de “lo políticamente correcto” de una sociedad tiránicamente gobernada por quienes prohiben penalmente – a sus enemigos DOCTRINALES y opositores HISTORIADORES, y adversarios POLITICOS DE OPOSICION AL RÉGIMEN INTENCIONALMUNDIALGLOBALIZANTE de supremacía sectaria – negar los crímenes masivos, y los horrendos de uno u otro tipo, que “LOS POLITICAMENTE CORRECTOS” LES IMPUTAN. Nada de nada de que los italianos se sentían así por su lengua y su cultura. Tuvieron y tienen distintas lenguas madres. Váyase a Nápoles, a ver que le dicen de la lengua de ellos. Vaya a Cerdeña. Una vez que artificialmente, por notas geográficas de delimitación demográfica, y por un erre que erre desde el poder demoliberal de los embaucadores gobernantes envenenando a su plebe y mimando a una su élite pseudocultural, y luego de una tradición vivida de unidad política de Italia, y de literatura “nacional” en toscano, políticamente cual italiano, claro que hay una realidad política italiana, y claro que hay nacionalidad italiana, y pasaporte italiano, etc., etc., que afecta a la conciencia de pertenencia política y sociológica de los pueblos itálicos, MAS BIEN RESPECTO AL EXTERIOR. Además ha habido un Fascismo, un Mussolini, con ideas y guerra de Imperio, con el ideal de reconstrucción del Imperio Romano, no de conformarse con una península italiana y un reino italiano del enano (era enano de estatura) ateo y traidor Victorio Enmanuel III. La Italia unificada devino fascista en su casi total población, y conquistó Abissinia (Libia) y Albania, y quiso Grecia. ¿Cuántos italianos son fascistas todavía? Hay dos partidos fascistas, el uno de la nieta de Mussolini, y el otro (algo infecto de universalsufragismo) que cooperó con Berlusconi. Hay muchos, muchos, que se sienten italianos, pero no de Italia simplemente, sino de Roma y su espíritu imperial, de civilización más que italiana.
      En cuanto a los alemanes, vaya a Baviera, métase en los pueblos, que constituyen la mayoría de la Región, Reyno en otro tiempo. Luis II, protector de Wagner, artífice político de Beyreuth, estuvo en guerra con Prusia. Aún hoy se dice “cerda prusiana” (a veces añaden “japonesa”) a los del norte alemán. Y pregúnteles cuál es su lengua, o a un germano de Turgovina, o de Uri, en la Suiza germana, en la que se escribe en Hochdeutsch. Ni en Alemania, ni en Austria, ni en Suiza hay Academias de la Lengua, ni “Reales”, ni republicanas : NADA. Nada de “uniformización”, ni de aglutinamiento de “variantes”, o “dialectos”, o distintas lenguas germanas, para inventar un engendro que no habla pueblo unitario alguno, una “lengua normativa” de alambicados filólogos, políticofilósofos encubiertos. Hace pocos años el Estado federal, más sionista que alemán, ordenó que en los documentos oficiales se usase una nueva ortografía que además se enseñe en las escuelas, un paso más en la dificultación del entendimiento de lo escrito anteriormente en alemán, un alejamiento más, de los alemanes, de sus tradiciones culturales en Hochdeutsch. En cuanto a su sentido de Patria común, sobre todo se lo dió la llamada 1ª Guerra Mundial contra los Estados Centrales de Europa, y máximamente su continuación denominada 2ª Guerra Mundial. Jamás como bajo Adolf Hitler ha tenido el pueblo alemán (compuesto de varios) una idea, un sentimiento, una cultura, una organización, una vida común; una diligentísima,prodigiosa, genial, espiritual y suprema prosperidad compartida de Norte a Sur, una vida de trabajo fecundo (“paro laboral : 0), una solidaridad y cammaradería en tiempo de paz y en la guerra, y un sentimiento profundo, natural, sincero y heróico de Patria común. Pero claro, ni que decir tiene, que los Nacionalsocialistas eran europeistas, imperialistas, y la Patria máxima para ellos era biológica, RACIAL, del conjunto de razas que, según el Günther, componían la familia aria. Más que nacionalistas eran patrialistas; más que alemanistas, mucho más, eran arianistas. Y no me refiero a “cuatro gatos” de un partido marginal, sino a casi todo el pueblo alemán de entonces, que pasó, en tres años (1933 – 1936), de ser un gigantesco nido de miseria con seis millones de parados miserables, a ser Primera Potencia “in actu” científica, económica, militar y cultural, pueblo sometido después a un drástico premeditado sistemático proceso represivo, torturador, prohibidor, discriminador y persecutorio antiespiritual, político, policial, judicial, y también oficioso, de masiva desnacificación selectiva, y, luego, de persecución y represión severísimas, absolutamente desproporcionadas, distributivamente injustísimas inhumanas, y de todo punto sectarias e hipócritas. Pero el que tuvo retuvo., y, aunque estoy convencido de que fue imprudente y muy nociva, para Alemania, Rusia y el Mundo, la ofensiva militar contra la Unión Soviética, así como la declaración alemana de guerra contra Yankilandia presidida por el judío sionista protocolosiano Roosvelt, me permito hacer las siguientes consideraciones : La gran Guerra Mundial (en sus dos fases: la anterior y la posterior al armisticio), en la que Alemania y sus pueblos tuvieron la función central y victimal de la Epopeya, más la proeza de su ejército y sus moradores,la debacle posterior, el holocáusto del pueblo alemán (no de la secta judía y asimilados, sino el del pueblo alemán), también en los campos de concentración Aliados, sobre todo los soviéticos siberianos, … en suma : aquella Epopeya, de dimensiones jamás antes vistas, de los pueblos de Alemania (más los del Eje y sus demás Camaradas extrangeros), la heróica lucha cruenta, y la casi apocalíptica hecatombe del país, junto con el ulterior así denominado “Milagro Alemán” de reconstrucción de la Patria imprimieron en el alma alemana hondísima huella indeleble de experiencia y conciencia de solidaridad y unidad nacional. La invasión, ocupación militar y civil de Alemania, y su división políticoeconómica y militar en dos (Berlín en 4), la humillación de una Nación derrotada con “amorosísimamente” impuesta “Rendición Incondicional”, sociedad alemana postrada, pobre, hambrienta, y las a ello concatenadas consecuencias que vivimos de forma cruda y drástica, han marcado NACIONALMENTE a los alemanes, aunque menos ingénuamente de lo que Vd. presume. Y ello a pesar de la idiotización antipatriótica a que en las escuelas, los medios de comunicación y la promoción política de Antiarte subvencionado, pseudocultura denigratoria desleal e injusta, y veneno propagandístico protocolosiano Aliadófilo han estado sometidas coercitivamente tres y 4 generaciones de niños y jóvenes germanos.

      ¿Qué dialectos del Sur? No será el español que hablo y escribo, y que está Vd. leyendo ¿No?. Déjese de monsergas.
      No ha habido nunca un catalán que se haya extendido al sur y al este, formándose en Valencia y Balerares sendos dialectos “del Catalán”, o sendas “variantes” como de una lengua única que engloba los vocablos y estructuras gramaticales (algunas exclusivas, por ej. del menorquí) de dichas “variantes”. Que no, ni “paesos”, ni nonadas estúpidas como esa. Si quiere llamar al lemosin aragonés, si quiere una región de Aragón como la del antiguo Reyno, vale, pero déjese de artificios políticofilosóficofilológicos de “Ciencia Ficción”.

      A la PD. : El meridión italiano es pobre desde el saqueo garibaldino y el desmonte de fábricas enteras, robadas por los norteños liberales y “deportadas” a su norte corrompido.
      Atmte. SSS
      César Borgia (psd.).

      rexval dijo:

      Jo creo que sobre el tema del catalán ya he dicho lo que debía de decir. Me atengo a los que la Filología, la Lingüística, La sociolingüisística, la Historia y cualquier otra rama del saber tienen acreditado y que es compartido por cualquier Facultad universitaria del mundo donde se estudie este tema. No necesito que me redirija a ningún otro bloc. Ya los conozco. Como le digo, es malo mezclar política con ciencia. Estos temas se debaten en universidades y a ellas me atengo.
      Atentamente-

      Lo único que no es lícito, en materia científica, política y de confianza, es mentir, negar la verdad obviada. Es falso que en cualquier Universidad del mundo se niegue la existencia del limosin y se afirme que el Valenciano, etc. son el catalán, menos aún el barcelonetero llamado normativo, politicucha “pisonadora” con la que se pretende aplastar a lenguas hermanas, literarias, seculares, que como la valenciana tiene su ACADEMIA DE LA LENGUA muchos siglos antes de que a muy respetables catalanes catalanistas, y soy catalanista, y a oportunistas catalanes malos, embaucadores intencionales, traidores a la Patria, independentistas provincianistas que persiguen la disgregación y destrucción de España se les ocurriera, no antes de pleno siglo XX, fundar la suya.
      Hay reales Academias en Valencia y hay allí Universidad, y en Baleares; por supuesto que si envenenados y envenenadores catalanufos políticamente prebendados de profesorados universitarios se adueñan de las cátedras, y si el veneno se extiende a través de las para mondarse de risa “embajadas” de Cataluña en el extrangero, con millones gastados en mantener opíparamente a siervos de “sí buana”, en estos años de hambre en España, no me extraña que la peste se enseñoree del campo. Hace pocos siglos “todo el mundo” creía que la Tierra era plana, y ese “todo el mundo” y los tópicos pseudodemocratistas y muchos de la propaganda judía sionista protocolosiana son los ARGUMENTOS ABSOLUTOS, DEFINITIVOS, IRREFUTABLES, que Vd. afirma categóricamente científicos. Lo que Vd. llama ciencia para mí es anticiencia, vaciedad y falsedad. Lo siento.
      Dios le guarde.
      Atmte. SSS.
      R. de Perea, Pbrº. cl.conq. .

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en Filología, o Lingüística., Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s