PSOE. EL PARTIDO SOCIALISTA ESPAÑOL SEPARATISTA ENCUBIERTO Y SUBREPTICIO. SU PLAN PARA HACER TRIUNFAR EL SEPARATISMO QUE DESTRUYA AL ESTADO ESPAÑOL , DEJANDO A LA MONARQUIA COMO RESIDUO INSTITUCIONAL EXTERIOR SIMBOLICO Y SOLAPANDO LA DISGREGACION BAJO NOMBRES VACUOS DE “ESTADO FEDERAL”, etc.. LA TRAICION DEL BUENISMO SOCIATA. Corregido y aumentado, el 25-1-2016.


Pedrito Sánchez, enemigo de la Patria Española Católica y loable, cabeza visible propugnadora de un proceso constitucional legal encubiertamente separatista de Regiones españolas y disolución de España bajo hueros nombres de unidad política decorativa.

Pedrito Sánchez, enemigo de la Patria Española Católica y loable, cabeza visible propugnadora de un proceso constitucional legal de separatismo encubierto de las Regiones españolas, el cuál tenga como efecto la disolución de España bajo hueros nombres de unidad política decorativa.

 

En países como en EEUU, Francia, etc.,  están prohibidas las asociaciones, políticas, o de cualquier otro tipo, que profesen una ideología contraria a la esencia de la patria respectiva de los mismos, a la unidad de la nación y su Estado, y a los principios básicos de su Constitución o Carta Magna. Toda mera manifestación de pensamiento, toda actuación que de hecho, o virtualmente se dirija a la disolución o disgregación del Estado, o del Régimen (demoliberalismo), o  de la nación, toda propuesta de legalizar cualquier medida encaminada a alguno de esos efectos, está vedada, perseguida, de derecho y de hecho, y castigada en algunos países europeos y en EEUU especial y rigurosamente. En España, por el contrario, según su ordenamiento jurídico humano,  es obligatorio acatar la Constitución, pero no está prohibido proponer su reforma, o incluso su abolición, si se siguen los preceptos constitucionales que conforman el procedimiento legal que legalizan el proceder a tal fin. Así pues, es lícito abogar por la derogación de esa Ley, y de cuantos artículos de ella preceptúen la Unidad de España, la existencia del Estado Español y la de la Patria común española como tipo jurídico de sociedad política unitaria bajo una misma autoridad política. Esa licitud, artificial, apátrida, es como el líquido amiótico de una placenta en que se gestan los que luego, una vez paridos y suficientemente fortalecidos, descuartizarán y devorarán a la madre que los lleva en su vientre. Los enemigos de España son amparados por la demoliberal Constitución del contubernio de Munich “y Cª” ( cf. http://joanfliz.blogspot.com.es/2007/03/la-cia-en-espaa-libro.html ), la cuál no impide la vía hacia el separatismo, antes bien la legaliza en suprema ley española, en la misma norma máxima legal de la soberanía puramente española : la Carta Constitucional del Estado Español, la cuál, instituyendo a ese nivel la posibilidad legal (de Ley Positiva, en sentido técnico) de disolución del estado Español y disgregación política de España, constituye la  fundamentación jurídica (“fundamenta juris”) legalizadora de un separatismo, o cantonalismo, constitucionales, de modo que la misma Constitución, que dice que España es Una y la soberanía reside en el pueblo español, simultáneamente basa jurídicamente, prepara y facilita un camino factible hacia el separatismo e independentismo de porciones del pueblo español. La Constitución de 1978 incluye otras causas de favorecimiento constitucional de dicho independentismo, a saber: 1ª) De omisión: omite el concepto y término de “Patria”, y el de “Regiones”; 2ª) (Incitadora al nacionalismo “regional”) Crea neologismos ambiguos, confusos, idóneos para apoyar jurídica, intelectual y anímicamente a los separatismos locales y a las mentalidades nacionalistas regionales, en cuanto instituye en sí misma el concepto de “nacionalidades” como integrantes de la nación política; 3ª) Introduce la distinción de “comunidades históricas” (respecto de las no tales),  ordenando el trato jurídico desigual y favoritista hacia Navarra y la Comunidad foral vasca,  y estatuyendo el derecho constitucional, con sencillo procedimiento, de anexión de Navarra a “el Consejo  General Vasco” (cf. : disp.. transitoria 4ª); es obvio que la misma Constitución instituía a ese máximo nivel un formidable sostén a los nacionalismos locales, entonces principalmente el vasco y el catalán, que los Carlistas, falangistas joseantonianos puros, y franquistas con Don Blas Piñar, amigo personal mío, a la cabeza vimos que eran separatistas encubiertos, dispuestos a mentir cuanto hiciese falta, y a adquirir cada vez más competencias autonómicas, progresar y evolucionar con ayuda política y económica del Estado Central, y avanzar así hacia una situación sociológica fuerte que les permitiese la independencia regional que aquellos taimados enemigos disimulados de España perseguían desde el principio y siguen persiguiendo. Los españoles de verdad ( y distingo, con dos gónadas, entre españoles de verdad y españoles de nombre a espaldas de la verdad y malos para su Patria) supimos que el proceso subversivo político organizado de desnaturalización (desespañolización) de España estaba ya orgánicamente en marcha desde el contubernio muniqués, la designación y llegada de Juán Carlos, la liquidación del régimen del Movimiento Nacional y la elaboración y promulgación de la Constitución de 1978. A la sazón, cuando acusábamos de separatistas a los “nacionalistas” de marras, vascos y catalanes, y que España corría serio peligro de disolución, los sinvergüenzas se reían de nosotros, nos tildaban de locos y fantasiosos, y nos despreciaban y humillaban cuanto podían.

artur-mas-israel

Hay dos especies de separatismo, a saber: el subversivo, y el institucional (regimental o legal [positivolegal]). El subversivo, usándose esta palabra en el sentido de oposición a la autoridad del Estado bajo el que se está, y a ley vigente, para instituir otro Estado, otro Gobierno y otra ley, para los habitantes de un determinado territorio, o para una determinada población humana, es el que han elegido Arturo Mas, su partido Convergencia…, Izquierda Republicana de Cataluña, Iniciativa por Cataluña, y Candidatura para la Unidad Popular (CUP), cuando, para consumar el acto inmoral, ilegal, subversivo de la candidatura “plebiscitaria” o “referendaria”, sediciosa y criminal de lesa patria que han dado consituiyendo y presentado la candidatura “Junts pel si” se han creído (equivocadamente) lo bastante fuertes y lo suficientemente apoyados por el pueblo residente en Cataluña, como para ganar esas elecciones autonómicas catalanas y demostrar que la mayoría de los con derecho a voto residentes en Cataluña quieren la secesión e independencia de esa región española, parte esencial de la Patria España. Bien “cebados” por un Estado Central en manos de malos gobernantes, malos diputados, malos españoles y un vividor escandalosamente rico merced a su posición confiádale erróneamente por el ingenuo ya anciano Franco, Jefe del Estado,[ NOTA 1]  han venido quebrantando sectaria y separatistamente la ley general española durante décadas de escandaloso consentimiento de tapadillo y connivencia traidora por parte del Poder Político Central de España, que, para más INRI, ha finaciado la política y economía despilfarradora separatistas (de embajadas catalanas en el extrangero, etc.). Ahora no hacen más que seguir conculcando las más fundamentales leyes del Estado y de España, cada vez más, con más osadía y desvergüenza, cada vez más en flagrante sedición, revolviéndose contra su existente y superior Estado en sí (no simplemente contra una determinada forma de Estado) sino contra SU Estado español, no “simpliciter” por ser Estado, sino por ser español y Estado superior, a que “de jure” pertenecen como funcionariado subalterno. Es una revuelta subversiva, en sentido de ilegal, contra los “Poderes Constituidos”, contra el Régimen Políotico Constitucional de la España de que son parte renegada, pero parte siempre, ahora ya en las postrimeras fases de subversión contra sus instancias jerárquicamente superiores, con premeditada apariencia pacífica y tranquila, con la que se soslaya una traidora discriminación contra los españoles patriotas catalanes, o residentes en Cataluña (p. ej.: ley pseudocatalana comercial linguística antilenguaespañola, sancionadora con gravosas y vejatorias multas), una enseñanza escolar separatista pervertidora de la Historia,  una propaganda mediática comprada (con anuncios publicitarios millonarios, y con subvención pagadas por todos los españoles) antiespañola, y unas esctructuras (embajadas en el exterior), asociaciones separatistas (Asamblea Nacional Catalana, etc.), y actividades (discursos secesionistas, proclamaciones similares, homenajes pervertidos a personajes españolistas prohabsburguistas deliberadamente tergiversados como Casanova), absolutamente asquerosas y delictivas en alto grado. Su objetivo no es sólo un Estado Catalán de Cataluña independiente, sino un Estado soberano de los por la nomenclatura de la conspiración denominados “Paesos catalans”, con jurisdicción exclusiva sobre Valencia, Baleares y parte de territorio aragonés actual, con la pretensión anticultural, también, de reprimir y exterminar las lenguas Valenciana y hablas aragonesas. Por otra parte, los etarras y sus apéndices institucionalizados, malamente legalizados por el en estos asuntos indigno Tribunal Constitucional del estado Español, tampoco quieren sólo un Estado euscaldún, sino que luchan por instaurar uno que abarque Álaba y toda Navarra. En suma hay “dos” vías de destrucción de España: la legal y la ilegal; y una “tercera vía” : la mezcla de las dos, que hemos venido padeciendo cuatro décadas. Las tres son de desespañolización: destrucción (en lo circunstancialmente posible) de la religiosidad católica propia de los españoles, del Humanismo de inspiración en la Teología Tradicional Católica o Escolástica, eliminación de toda Monarquía de reyes (incluso la denominada “representativa” y “parlamentaria”), disminución (secretamente planificada, inducida, sistemática, impuesta) de El Español como lengua suprema y general de España y de “las Españas”;la Historia de España tergiversada en medida descomunal, en la escuela, las Universidades, la radio, prensa y tv;  la Patria atacada para su disgregación sociológica y territorial; la identidad étnica, sociológica y cultural: adulterada, minada por el (so pena de castigo por Código Penal) multirracismo, multiculturalismo, multinacionalismo, multirreligionismo, cosmopolitismo y globalismo bajo el férreo, sangriento, toturador, letal, infernal yugo de “La Nueva Sión” según los métodos y desarrollo del plan de los “Protocolos de los Sabios de Sión”.

El separatismo es la opción inconfesada del PSOE oficial, que elige la vía institucional, la legal, la no “subversiva”, la Constitucional, instigado y presionado por el PSC (Partido Socialista de Cataluña).

El PSOE  ansía dar gusto al PSC, separatista convencido, aliado de los separatistas, votante de los gobiernos municipales y regionales (“autonómicos”) independentistas, apoyando a minorías Revolucionarias y subversivas, de gente autodenominada “antisistema“, que usan la ley cuando les es favorable, y la conculcan cuando no ampara su insolidaridad e independentismo provinciano criminal, miserable y miserabilizador. El partido quiere percorrer la vía “legal” de disolver lo que queda del Estado Español, reduciéndolo a un mero símbolo representativo vacío de ulterior contenido jurídico. El presidente del PSOE, Pedro Sánchez y Pérez-Castejón, y su pandilla no cesan de predicar que es posible y buena una reforma de la Constitución, para que haya una nueva, reformada, “federalista” (sin más especificación, análisis, ni aclaración de contenido), de modo que “todos quepamos dentro”  (“sic”) de ese marco jurídico. Utopía, pues yo, español, no quepo dentro, no quiero caber dentro, luego: no todos cabemos, ni cabremos dentro. Abogan por la institución de un “Estado Federal” que ninguno de esos politicastros define, ni quiere definir, de manera que esa idea indefinida, precisamente por indefinida o vaga,de la que no se sabe cuanto admite y cuanto nó, les sirva para embaucar a los separatistas catalanes ilegalistas antiespañoles, y convencerlos de que es posible una Constitución y una federación estatal en que todas las “nacionalidades” y todos sus “ciudadanos” quepan dentro del nuevo Estado. Esa es la solución, según predican (pero estoy seguro que ni ellos se la creen), la gran solución para el problema del separatismo e independentismo, la que los psoistas dicen (de boca para afuera) que es “la que une” (remedo del lema socialista de la presente campaña electoral), la aceptable para todos, también para los independentistas, ni existe, ni existirá, es MENTIRA. Mienten, el PSOE no une a nadie, ni siquiera a los suyos que están agudamente divididos (federalistas, partidarios del régimen autonómico , e independentistas legalistas o no subversivos), excepción hecha de Izquierda Unida (comunistoides) y, en mayor indefinición estrategica  aún, Podemos (marxistas leninistas encubiertos). La  “solución” del nocivo Sánchez no es tal, justamente porque no une, afortunadamente no la desea la gran mayoría de los españoles, no la quieren los pepistas del PP de Aznar, políticos “relevantes” del PSOE como Rodríguez Ibarra y Fdez. Vara Vara  (cf. http://www.carlosherrera.com/web/noticias1.asp?Id=3641   http://www.europapress.es/extremadura/noticia-psoe-extremeno-defiende-unidad-espana-frente-proceso-derecho-decidir-cataluna-20131005144507.html  ) ,  la detestan los de “Vox” (PP de la línea de Mayor Oreja, Alejo Vidal Cuadras, etc.), la repudian Cds (de posición últimamente obscura reformista) Y UPYD (rotundamente antiautonomista, centralista, pero partido caído en disgregación y pérdida de favor popular). Sobre todo, no la quieren los mismos independentistas, y ello por definición. Quieren la independencia, no formar parte de la España Política, cualquiera que sea el régimen que ésta tenga y cualquiera que sea la Constitución política que se dé a sí mísma en un futuro. Odian a España, aunque algunos de ellos lo disimulen. Su separatismo se ha basado, durante décadas de mala educación escolar, mediática sobornada, o comprada, y sediciosa, en la mentira generalizada firme sobre lo más graves asuntos de la Historia de España, sobre la esencia de la Hispanidad, la Civilización Española, su misión en la Historia, sus azañas, sus glorias, sus méritos, su tesoro lingüístico (EL ESPAÑOL como lengua culta, literaria, de riquísimo depósito religioso y cultural y una de las “universales”). Esos mezquinos se resisten a ver como obras de su/nuestro  propio pueblo la  Literatura Española, admiradísima en todo el mundo, hasta en Rusia y China, una Poesía y prosa entre las poquísimas supremas de la Humanidad; esos provincianos egoístas y obtusos, antifranquistas, antimonárquicos, prosionistas protocolosianos, “antifascistas”, y “antinazis” por supuestísimo y sobre todo, desprecian a los grandes Imperios: el Alejandrino, el Romano, el español, el  Sacro Imperio Romano Germánico (menos, pero también), el Alemán, el Austrohungárico, el Ruso (antiguo), todos, incluido el de la Federación Rusa de la que secretamente admiten apoyo aunque sea oculto y tácito  –  quieren ser ratoncillo completo, mejor que parte del Espíritu y Cuerpo de un León, o un Águila. Amantes del Modernismo y mecenas del lamado “Arte degenerado” o “Antiarte”, añaden a su mal gusto un despreciable pequeñismo terruñista que los conduce a no reivindicar para sí, como Españoles, las grandes obras de las Bellas Artes hispánicas, que miran como a manifestaciones extrañas, extranjeras, de extranjeros. Quieren separarse porque quieren ser independientes de España ¡PERO NO DE EUROPA, DE LA “UNION EUROPEA” Y DE LOS INFAMES ORGANOS DE ÉSTA (: Comisión Europea [ tiránica y contraria a la idea y praxis del Estado de Derecho, dada a la extorsión y bandidaje en asuntos de inmigración ilegal a Europa de antieuropeos], Parlamento Europeo [teatro de la masonería y el Club Bilderberg], etc,!y desean ser independientes de España porque la detestan, aborrecen su esencia, su Historia, su Tradición, su misión espiritual transcendente en el Mundo, su ínclita lengua, Español, la de todos los Españoles. ¿Cómo van a aceptar formar parte de esta Nación, esta Patria y este Estado que odian, lo perfecta e irreconciliablemente contrario, enemigo de lo que constituye el núcleo del anhelo separatista: el independentismo, la independencia respecto de todo lo odioso para ellos? “Ah, no, pero nosotros los del PSOE de Sánchez propondremos y acordaremos, con todos, también con esos independentistas, una nueva forma de Estado Español, más libre, con más competencias para las Comunidades Autónomas, en que quepamos todos, unidos!, dicen. Absurdo, así lo califica el psoista Rodríguez Ibarra, que piensa ingénuamente que Sánchez sólo quiere cambiar los nombres y llamar Estados a las Autonomías, con retoques accidentales y sin quitar ni disgustar a los autonomistas “apesebrados”.  Absurdo es el ofrecimiento oficial psoista y demagógico de su presidente, ¿Cómo va a estar de acuerdo un independentista, en formar parte de una comunidad autónoma, si quiere ser un Estado? “Pues le daremos el nombre de Estado, dentro de otro Estado, o federación, más amplio: el de España”, piensa el tío. ¿Se conformarían con un nombre “vacío” que no les reconozca independencia de todo Estado superior? Claro que no, y todos lo sabemos. ¿Cómo se conformarían? ¿Con un nombre “vacío”? Claro que sí, pero nombre “vacío” para el Estado Español, no para el Poder Político Autonómico catalán ( o vasco). Estarían satisfechos, de mala gana pero conformes en lo fundamental, si se vacía, a la monarquía, al Parlamento Español, a la judicatura española y a las demás instituciones generales de España, de competencias jurisdiccionales o de Poder Político general sobre toda España, o sea, sobre las Comunidades Autónomas, o, al menos sobre las díscolas, o la catalana. Y es precisamente eso lo que pretende Sánchez, no un pronunciamiento o  golpe de Estado, separatista, sino un proceso constitucional, legal, de vaciamiento jurídico competencial generalizado de las instituciones españolas generales del Estado directamente de España, o Estado Central. No un proceso subversivo, ilegal, sino uno político, de buenismo traidor, de diálogo y dádivas y alagos y pleitesías “para hacer atractiva a los independentistas” la idea de estar juntos, de seguir juntos los españoles bajo una autoridad general española, como cacarea estúpida y falazmente Podemos, cuyo objetivo es doble, a saber: uno el oficial de propaganda, consistente en  abrir un nuevo proceso constituyente para hacer una nueva Constitución de abolición de la monarquía y del régimen; y el otro, el alternativo, concomitante y subrepticio: el de descomponer en trozos o territorios independientes a España, independientes de la monarquía española y del actual Estado español con su Constitución de 1978 (a la que desprecian como capitalista y liberal); por ello se suman, como la Colau (alcaldesa de Barcelona), al separatismo. Se trata, éste último, más bien de un camino separatista, menos  que independentista, busca separarse del actual Estado y su régimen, y, una vez separadas las “Comunidades”, unirlas, con la actuación de las distintas “plataformas” locales de la “hidra podemita”, unificarlas bajo el nuevo régimen federal marxista lelinista en la nueva “Federación de Repúblicas Socialistas Soviéticas Españolas”.

¿Por qué es verdad lo que atribuyo a la política federalista del PSOE/PSC? Porque nuestro régimen de descentralización y autonomismo es ya un federalismo sin nombre de tal, nuestros “Länder” tienen más competencias, más autonomía, que los auténticos “Länder” alemanes. Cataluña y Vascongadas tienen los estatutos de autonomía mayor en el Mundo. La demagogia psoista de más autonomía, más autonomismo, y más que el autonomismo actual, no puede ser otra cosa que la descomposición de España en varios Estados, reduciendo al Central, ya actualmente muy menguado, a un apéndice residual, testimonial, simbólico, decorativo, o sea, en nuestra lengua: INEXISTENTE COMO AUTENTICO ESTADO.

reforma-constitucion

Pedro Sánchez sabe que su propuesta adrede vaguísima de reforma constitucional y su, más obscuro aún, federalismo no se puede realizar constitucionalmente sin el concurso del PP, y, además, frente a los independentismos regionales es absolutamente inútil otra cosa que no sea concederles o posibilitarles su respectiva independencia, a costa de la integridad de España. Pero he aquí que el PP de Rajoy es colega suyo, es camarada de socialdemocracia, aunque sin apariencia propagandística triunfante de tal, por cuanto es de temer que la reforma constitucional que Rajoy ya dice que está dispuesto a estudiar consolide el régimen y todo el tinglado político inmoral y abusivo autonomista extremado y legislado por Aznar y Zapatero, e inspirado por las asociaciones que sigue subencionando el Gobierno pepista, las de sociatas, comunistoides , anarcoides, feministas y secuaces de los principios diabólicos de la Revolución judeomasónica, y todas promotoras de la idea de un Estado Laico y anticatólico, antimonárquico y, ya abierta, ya discretamente, muy antiespañol. En todo cuanto le resulte posible, o se le deje, el psoista Sánchez pondrá cuantos medios y pasos sean necesarios para la dación “legal” de dicha independencia a los separatistas = independentistas, con la implícita liquidación de España, o lo que va quedando de Ella.  El objetivo del PSOE es claro: desbaratar constitucional, legalmente a España, la monarquía representativa, el Estado Confesional, y cuantos residuos de mayor bien vaya quedando en nuestro sistema político español, entre ellos el mismo Estado nacional o unitario de España, la integridad del territorio nacional con una sola soberanía política humana, de nombre y de hecho: la unitaria del y para el pueblo español en su conjunto. Esto último que pretende erradicar Pedrito Sánchez  está trufado de jacobinismo, pero, incluso así, es menos malo que lo que se propone hacer ese” Revolucionario institucionalista o legalista”, propósito que en otros países, de acaecer algo así de destructivo en ellos, ES “DELITO DE LESA PATRIA.”   “En nuestro Régimen antidiabólico esa política, actuada, tendría “ipso facto” pena de muerte lenta en el circo romano, que restauraríamos a tal efecto.”

NOTA 1 : [en vez de a Su Alteza Real el Príncipe Tradicionalista Católico Don Alfonso de Borbón Dampiérre, para mí  Su Majestad, verdadero Rey de España y Francia, de Derecho Aristocrático Supertradicional de un mundo transcendente e inmanente semejante al Avalon de Arthur, Thule, Hyperbórea y el Reyno místicoascético de Monsalvat y su bosque Hesperídico de Brossellianz]

C  A E  S  A  R .

viñeta-elecciones

 

 

 

Anuncios

Acerca de ricardodeperea

Nacido en Sevilla, en el segundo piso de la casa nº 8 (después 18) de calle Redes de Sevilla, el 21 de Septiembre de 1957. Primogénito de D. Ricardo, tenor dramático de ópera (que estuvo a punto de hacer la carrera en Milán), y pintor artístico; y de Dñª. Josefina, modista y sastre ( para hombre y mujer), mas principalmente pintora artística de entusiata vocación. Desafortunadamente dedicóse tan abnegadamente a su familia y hogar, que poco pudo pintar, pero el Arte, el retrato, dibujo y pintura fueron su pasión hasta la muerte, que la sorprendió delante de un óleo de San Antonio de Escuela barroca sevillana, y al lado de una copia, hecha por mi padre, de la Piedad de Crespi, en tiempo litúrgico de San José. Seminarista en Roma, de la Archidiócesis de Sevilla desde 1977-1982, por credenciales canónicas de Su Eminencia Revmª. Mons. Dr. Don José María Bueno y Monreal. Alumno de la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma, 1977-1982, 1984, por encomienda del mismo Cardenal Arzobispo de Sevilla. Bachiller en Sagrada Teología por dicha Universidad (Magna cum Laude), donde hizo todos los cursos de Licenciatura y Doctorado en Filosofía (S.cum Laude), y parte del ciclo de licenciatura en Derecho Canónico (incluido Derecho Penal Eclesiástico). Ordenado de Menores por el Obispo de Siena, con dimisorias del Obispo Diocesano Conquense, Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos. Incardinado en la Diócesis de Cuenca (España) en cuanto ordenado "in sacris", Diácono, por Su Exciª.Rvmª. Mons. Dr. en Sagrada Teología, D. José Guerra y Campos, el 20 de Marzo de 1982. Delegado de S.E.R. Mons. Pavol Hnilica,S.J., en España. Ordenado Presbítero, por dimisorias del mismo sapientísimo, piadoso e insigne católico Doctor y Obispo Diocesano conquense, el 8 de Enero de 1984 en la Catedral de Jerez de la Frontera (Cádiz), por Su Exciª. Rvmª. Mons. D. Rafael Bellido y Caro. Capellán Castrense del Ejército del Aire, asimilado a Teniente, y nº 1 de su promoción, en 1985. Fue alumno militarizado en todo, en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia), destinado al Ala nº 35 de Getafe, y después a la 37 de Villanubla (Valladolid); luego de causar baja, como también el nº 2 de la promoción, a causa de encubiertas intrigas políticas pesoistas [ocupó pués, así, la primera plaza el nº 3, primo del entonces presidente de la Junta de Andalucía, un Rodríguez de la Borbolla] en connivencia con el pesoista Vicario Gral. Castrense, Mons. Estepa. Fue luego adscrito al Mando Aéreo de Combate de Torrejón de Ardoz. Párroco personal de la Misión Católica Española en Suiza, de Frauenfeld, Pfin, Weinfelden, Schafhausen, ... , y substituto permanente en Stein am Rhein (Alemania) . Provisor Parroquial de Flims y Trin (cantón Grisones), en 1989-90; Provisor Parroquial (substituto temporal del titular) en Dachau Mittendorf y Günding (Baviera), etc.. Diplomado en alemán por el Goethe Institut de Madrid y el de Bonn (mientras se hospedaba en la Volkshochschule Kreuzberg de esa ciudad renana) . Escolástico e investigador privado en Humanidades, defensor del Magisterio Solemne Tradicional de la Iglesia Católica y fundamentalmente tomista, escribe con libertad de pensamiento e indagación, aficionado a la dialéctica, mayéutica de la Ciencia. Su lema literario es el de San Agustín: "In fide unitas, in dubiis libertas et in omnibus Charitas". Ora en Ontología, ora en Filosofía del Derecho y en Derecho Político admira principalmente a los siguientes Grandes: Alejandro Magno (más que un libro: un modelo para Tratados) discípulo de "El Filósofo", Aristóteles, Platón, San Isidoro de Sevilla, Santo Tomás de Aquino, los RRPP Santiago Ramírez, Cornelio Fabro, Juán de Santo Tomás, Domingo Báñez, el Cardenal Cayetano, el Ferrariense, Domingo de Soto, Goudin, los Cardenales Zigliara y González, Norberto del Prado; Friedrich Nietsche, Martin Heidegger ; Fray Magín Ferrer, Ramón Nocedal y Romea, Juán Vázquez de Mella, Enrique Gil Robles, Donoso Cortés, Los Condes De Maistre y De Gobineau, el R.P. Taparelli D'Azeglio; S.E. el General León Degrelle, Coronel de las SS Wallonien, Fundador del Movimiento católico "Rex", el Almirante y Excmº. Sr. Don Luis Carrero Blanco (notable pensador antimasónico, "mártir" de la conspiración de clérigos modernistas, y afines, suvbersivos, y de la judeleninista ETA), S.E. el Sr. Secretario Político de S.M. Don Sixto (Don Rafael Grambra Ciudad), los Catedráticos Don Elías de Tejada y Spínola y Don Miguel Ayuso, entre otros grandes pensadores del "Clasicismo Natural" y "Tradicionalismo Católico"; Paracelso, el Barón de Evola, etc. . En Derecho Canónico admira especialmente a Manuel González Téllez y Fray Juán Escobar del Corro; Por supuesto que no se trata de ser pedisecuo de todos y cada uno de ellos, no unánimes en un solo pensamiento ("...in dubiis libertas"). Se distancia intelectual, voluntaria, sentimental y anímicamente de todo aquel demagogo, se presente hipócriamente como "antipopulista" siendo "polulista", o lo haga como antifascista, "centrista", moderado, equilibrado, progresista, moderno, creador y garante de prosperidad, o como lo que quiera, el cuál, sometiéndose a la mentira sectaria, propagandística y tiránica, inspirada en cualquiera de las "Revoluciones" de espíritu judío (: la puritana cronwelliana (1648,) la judeomasónica washingtoniana (1775), la judeomasónica perpetrada en y contra Francia en 1789, y las enjudiadas leninista y anarquista), ataque sectariamente o vilipendie a Tradicionalistas, franquistas, Falangistas, Fascistas, Nacionalsocialistas, Rexistas, etc., o se posicione nuclearmente, a menudo con la mayor vileza inmisericorde, y a veces sacrílega, contra mis Camaradas clasicistas ora supervivientes a la Gran Guerra Mundial (1914-1945), ora Caídos en combate o a resultas; se considera y siente parte de la camaradería histórica y básica común con los tradicionalismos europeistas vanguardistas de inspiración cristiana (al menos parcial), y con sus sujetos, aliados de armas contra la Revolución (jacobina, socialista, comunista, anarquista).
Esta entrada fue publicada en POLITICA, TRADICIONALISMO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s